UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La coordinadora de los cursos, Catalina Iliescu, afirma que es un balance positivo en un contexto de crisis y cambios en los planes de estudios y en el calendario de exámenes

La décimo tercera edición de los “Rafael Altamira” se cierra con un balance positivo gracias unas cifras totales de 1.700 matriculados en 38 cursos, “unas cifras alentadoras teniendo en cuenta el contexto de crisis y cambios en los planes de estudios”, tal y como ha afirmado Catalina Iliescu, coordinadora académica de los cursos.

En total en el Campus y en la Sede Ciudad de Alicante se ha impartido 22 cursos, en los que han participado 1.200 inscritos. Las Sedes Universitarias de Alcoy, Benissa, Cocentaina, La Alcudia, La Nucía, Orihuela, Teulada, Villena y Xixona han contado con 500 matriculados en 16 cursos. A estas cifras se sumarán nuevos matriculados que participarán en los cursos “Discapacidad y ocio inclusivo”, “Mujeres, intangibles corporativos y empresa familiar” y “Formando micro-emprendedores en la nueva economía”, que han sido aplazados para el otoño.

Iliescu puntualiza que la UA ha sabido afrontar los factores negativos que acechaban esta convocatoria: unos nuevos planes de estudios que ya no contemplan los créditos de libre configuración (lo que se ha contrarrestado equiparando créditos LRU y ECTS y ofreciendo certificados del Instituto de Ciencias de la Educación), un nuevo calendario de exámenes que hace que el mes de julio esté en parte ocupado para muchos alumnos (factor cuyo impacto se ha disminuido mediante el aplazamiento de algunos cursos para el periodo otoñal) y la crisis económica que afecta directa o indirectamente tanto las matrículas como los patrocinios (se ha mantenido un precio razonable de matrícula y se han incorporado ayudas de algunos departamentos y facultades – Derecho, Geografía Humana, Filologías Integradas- ofrecidas en forma de matrícula gratuita y con subvenciones de los ayuntamientos de las localidades con sedes universitarias como Xixona o Villena). Los patrocinios también han sido fundamentales para el desarrollo de los cursos, gracias al ICALI (con tres cursos muy demandados acerca del derecho de familia, la reforma del código penal y los productos financieros complejos) y el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), con dos cursos de imperiosa actualidad acerca de las competencias comunicativas para testificar ante un tribunal y las ciencias forenses aplicadas a la investigación, éste último con récord de audiencia, así como los patrocinios de las cátedras permanentes (Cátedra Telefónica de la UA en el curso Impacto de las Tecnologías del Lenguaje Humano; Cátedra de Medicina de Reproducción de la UA. Instituto Bernabeu; Cátedra Arzobispo Loaces, vinculada a la sede de Orihuela) o los patrocinios de Fundación Caja Murcia, Fundación La Alcudia, Fundación Policía Española, El Corte Inglés y Nestlé, además de empresas colaboradoras han sido fundamentales y merecen un agradecimiento especial, según afirma Catalina Iliescu.

Los condicionantes positivos que han contribuido al éxito de los Cursos de Verano Rafael Altamira 2014 han sido, sobre todo, la calidad de los ponentes y los contenidos de los programas formativos, la fórmula de cursos cortos (de 15 horas) que no sólo resultan menos costosos sino que también concilian la vida laboral de los participantes, una visión más profesionalizante enfocada a diversos sectores (policías, abogados, maestros, informáticos, músicos), una vocación metodológica aplicada y unas temáticas novedosas que han abordado cuestiones candentes (el análisis forense de la escritura, la lengua de signos, la medicina reproductiva, la nutrición infantil, la arqueología) o cuestiones de interés estratégico (Argelia, gitanidad, Oriente Medio) y la presencia de personalidades académicas y mediáticas que, un año más dotaron de prestigio la oferta formativa veraniega de la UA.

Finalmente, Iliescu ha hecho hincapié en “la importancia del equipo humano que, desde la secretaría de los cursos, ha sabido aportar toda su energía y entusiasmo para el buen desarrollo de los Cursos”.