UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Francisco Comas y Paula Holgado han estado dos semanas en Olimpia aprendiendo sobre los valores del olimpismo

El pasado 29 de junio regresaban de Olimpia (Grecia) Francisco Comas y Paula Holgado, estudiantes de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (INEF) en la Universidad Pablo de Olavide, que habían sido invitados en representación de la (AOE) a asistir a la 54ª Sesión para Jóvenes Participantes de la Academia Olímpica Internacional (AOI).

Los dos jóvenes fueron seleccionados de entre todos los asistentes en la XLVI Sesión de la Academia Olímpica Española en la Olavide, que se celebró entre el 17 y el 20 de febrero. En Olimpia vivieron dos intensas semanas (del 15 al 29 de junio) en las que la AOI reúne a un gran grupo internacional de jóvenes que son principalmente estudiantes, atletas olímpicos o gente activa en el deporte o la enseñanza, a través de sus respectivos comités y academias olímpicas nacionales.

francisco comas y paula holgadoFrancisco y Paula, que desconocían la posibilidad de ir a Olimpia antes de la XLVI Sesión de la AOE en la UPO, han tenido la oportunidad de “aprender sobre el olimpismo y sus valores”, tal como han afirmado en una entrevista realizada por la Academia. De esta 54ª Sesión para Jóvenes Participantes de la Academia Olímpica Internacional han destacado la cercanía de los conferenciantes, los debates, las exposiciones y la oportunidad de compartir su entusiasmo por el deporte con otros jóvenes, universitarios o deportistas, de distintas nacionalidades. “El contexto que nos englobaba nos ha acercado mucho más; pese a pertenecer a países de todo el mundo, somos iguales, todos tenemos la misma predisposición por disfrutar y aprender del deporte”, señalan los dos estudiantes de INEF.

En cuanto a lo aprendido en estas dos semanas en Olimpia, ambos coinciden en que su mentalidad ha cambiado. “Somos conscientes ahora de todo lo que el olimpismo supone y genera, no siendo algo solamente propio de la celebración de los JJOO”, explican ambos. También les ha ayudado a ampliar sus perspectivas profesionales, ya que, según indica Francisco Comas, se llevan a casa “la motivación por continuar esta experiencia, ya sea a través del Centro de Estudios Olímpicos de la Universidad Pablo de Olavide o incluso en la Academia Olímpica Española si fuese posible”. “Como deportista reconozco aún más el carácter social y educativo de cada deporte, así como el conjunto de valores que lo enriquece”, añade Francisco.