UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Rusia gana la medalla de bronce ante Portugal con un solitario gol de Tatiana Kuleshova

Brasil venció a España por 3-1 en la final femenina del Mundial Universitario de Fútbol-sala. Las cariocas supieron aguantar los primeros minutos de dominio rival, donde las españolas no tuvieron suerte cara a portería, para adelantarse en el marcador y dar un golpe de autoridad que dejó tocadas a las ibéricas, que ya no fueron las mismas a lo largo del encuentro.

En los primeros cinco minutos el dominio fue de las chicas entrenadas por César Arcones, con Ana Sevilla y Marta Peñalver a un gran nivel, que hizo recordar su buena actuación en semifinales. Sin embargo, las brasileñas supieron aguantar la situación y lograron que el partido fuera de ida y vuelta, con peligro constante en ambas áreas. En el minuto once, España estuvo muy cerca de marcar en una contra en la que Marta Rodríguez salvó a la portera con una vaselina que se topó con la cruceta.

En la siguiente jugada llegó el gol brasileño. Cristina Pereira, que ya había avisado de su peligro con varios tiros anteriormente, chutó desde fuera del área y colocó el balón en la escuadra. El tanto dejó tocada la moral de las españolas, que tardaron en reaccionar. A falta de 30 segundos para el final del primer tiempo, la guardameta carioca sacó un mano a mano que, de ser gol, podría haber cambiado el rumbo del partido.

La segunda parte comenzó sin domino claro, lo que perjudicó a las ibéricas, más acostumbradas el juego de control. La meta española, Belén Uña, salvó a su equipo en varias ocasiones, algo que no logró en el minuto 19, cuando Caroline da Silva marcó con un disparo desde la frontal. Con España volcada al ataque llegó la puntilla brasileña en el minuto 25, cuando Cristina Pereira sirvió un centro perfecto para que Ladiane Marcolan lo alojara en las redes.

Las chicas de César Arcones intentaron la desesperada dando entrada a Ana Sevilla como portero-jugador, lo que solo les sirvió para maquillar el resultado. A falta de 30 segundos para el final marcó Amelia Romero, que estableció el definitivo 3-1.

La jugadora más destaca del encuentro fue la capitana carioca Cristina Pereira, que con un gol y una asistencia, fue la líder de su equipo y les dio movilidad en todo momento. También despuntó su compañera Tatiane Debiasi, muy efectiva en defensa. Del lado español, conviene resaltar las actuaciones de Ana Sevilla, que supo mover a su equipo en ataque incluso como portera-jugador; y la guardameta Belén Uña, que salvó a se selección de un resultado más abultado.

RUSIA-PORTUGAL

El partido por la medalla de bronce enfrentó a las selecciones de Rusia y Portugal. Al contrario que lo que ocurrió en la final, fue un encuentro lento y trabado, lleno de imprecisiones por parte de los dos equipos y que se resolvió en el minuto 32 gracias a un único tanto, logrado por la número 8, Tatiana Kuleshova que, por el valor de esta jugada, se convirtió en la jugadora del partido.