UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

La analiza la del segundo trimestre de 2014

Andalucía solo logra que el empleo crezca al 0.8% en términos interanuales

La Cátedra BBVA de Análisis Económico de la Universidad Pablo de Olavide, dirigida por el profesor José Ignacio García Pérez, ha realizado el análisis del mercado de trabajo de España y Andalucía de acuerdo a los datos ofrecidos por la Encuesta de Población Activa () del segundo trimestre de 2014. La economía española ha empezado a crear empleo neto, tras seis años en los que se han destruido más de 3,5 millones de empleos. En Andalucía, este es el segundo trimestre consecutivo en que sube el empleo, si bien el ritmo ahora es menor al del conjunto de España. Así, la tasa de paro ha caído en casi 1.6 puntos porcentuales en el conjunto de España (hasta el 24.5%) y en 0.9 puntos en Andalucía (hasta el 34.7%).

Desde que empezó la crisis hasta el mínimo de empleo observado, se ha destruido en España el 18.3% del empleo existente a mediados del año 2007 y casi el 22% del existente en Andalucía. Como se observa en el gráfico adjunto, tanto en el conjunto de España como en Andalucía se ha empezado ya a recuperar parte del empleo perdido en estos años pero todavía queda un buen trecho hasta recuperar todo el empleo perdido en los últimos siete años. Si el empleo creciera a las tasas de este trimestre durante los próximos años, se necesitarían como mínimo 10 años para llegar a los niveles de empleo previos a la crisis.

El fuerte crecimiento del empleo en los últimos tres meses viene explicado, en buena parte, por la contratación temporal pero también, y esto es una interesante novedad, por el empleo indefinido que ha crecido a buen ritmo en este trimestre, seguramente favorecido por la Tarifa Plana introducida hace unos meses. En cualquier caso, la tasa de temporalidad española está de nuevo en el 24% y en Andalucía llega ya al 34%.

A nivel provincial, el empleo ha crecido en Hueva y Málaga a ritmos superiores al 6%. Jaén y Granada también muestran ya tasas de crecimiento del empleo positivas. El resto de provincias, especialmente Almería, Córdoba y Cádiz, siguen destruyendo empleo. La creación de empleo en Andalucía se ha producido básicamente en el sector primario y en el sector servicios.

La otra cara de la moneda es el desempleo de larga duración: aunque ha caído en 164.000 personas este trimestre, todavía son casi 3,5 millones de personas en el conjunto de España y 877.000 en Andalucía las que no han trabajado ni un solo día en el último año. Estas personas necesitan de manera urgente nuevas medidas que incentiven su búsqueda de empleo, y a la vez, recursos que fomenten su contratación (a poder ser estable) y su reciclaje profesional.