UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

· Un colectivo de 60 estudiantes coordinado por tres profesores ha trabajado durante nueve meses para poner a punto el nuevo modelo , un monoplaza eléctrico de competición ultracompacto

· El uso de fibra de carbono y la optimización de su diseño han permitido reducir el peso en un 25% respecto al bólido con el que la Escuela compitió el año pasado en el circuito inglés de Formula 1

· Un diseño de baterías ultracompacto, un potente sistema de tracción eléctrica, una nueva dirección diseñada ex profeso para adaptarse a las exigencias de la competición y un peso notablemente menor han permitido, entre otras cosas, una aceleración de 0 a 100 Km/h en menos de 4 segundos

· La competición en Silverstone –del 10 al 13 de julio- incluye cuatro días de pruebas estáticas y dinámicas en el circuito inglés donde este fin de semana compiten las estrellas de la Formula 1

· Web http://www.fsbizkaia.com/

Facebook https://www.facebook.com/fsbizkaia
Twitter https://twitter.com/fsbizkaia

Un equipo formado por 60 estudiantes y tres profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao han invertido miles de horas de trabajo de ingeniería aplicada a lo largo de 9 meses para diseñar, ensamblar y poner a punto el monoplaza eléctrico con el que competirá del 10 al 13 de julio en la prestigiosa “”, la competición universitaria de ámbito internacional más prestigiosa en el sector de la automoción. En competencia con las mejores universidades de todo el mundo, el certamen les obliga a demostrar sus habilidades en las áreas de diseño, desarrollo, construcción y pilotaje de un monoplaza, en un escenario mítico como el circuito inglés de Silverstone, donde las estrellas de la Formula 1 compiten este fin de semana.

El nuevo monoplaza FSB2014 de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao tiene un motor eléctrico, lo que supone que, por segundo año consecutivo, el equipo vasco acude a Silverstone con un vehículo de estas características, consolidando su apuesta por la propulsión eléctrica. Se trata del tercer monoplaza eléctrico que presenta el equipo Formula Student Bizkaia desde su primera participación en esta competición, en el año 2006. Estudiantes y profesores han trabajado en investigar y dar solución a los retos que presenta esta tecnología, clave en el futuro de la automoción. En este sentido, uno de los aspectos más trabajados ha sido el desarrollo de un sistema de baterías propio, diseñado íntegramente por los estudiantes, en el que se ha buscado simultáneamente maximizar la fiabilidad y la reducción del peso. El resultado es un sistema de tracción robusto que optimiza las prestaciones de un motor eléctrico de 80 kW y permite alcanzar la velocidad punta en cerca de cuatro segundos.

La introducción de nuevos materiales, como la fibra de carbono, ha permitido a su vez una importante reducción del peso global del monoplaza. Aprender a trabajar y a diseñar elementos con este material ha requerido muchas horas de ingeniería, ensayos e investigación, que han dado como resultado una reducción del 25% en el peso total del vehículo respecto al monoplaza presentado el año pasado. Esta reducción de peso representa un factor clave a la hora de lograr buenas prestaciones dinámicas.

En un escenario mítico como el circuito inglés, donde las estrellas de la Formula 1 compiten este mismo fin de semana, grandes nombres de la industria, como Ross Brawn, ingenieros jefe de empresas como Mercedes, Ford o Land Rover, y diversos expertos en el mundo de la automoción actuarán como jueces de cerca de 120 monoplazas de universidades de todo el mundo. Para ello evaluarán las áreas de diseño, desarrollo, marketing, organización, construcción y pilotaje de un monoplaza, mediante una serie de exigentes pruebas estáticas y dinámicas.

Por séptimo año consecutivo, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao defenderá el pabellón de la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea, con el objetivo de mejorar los resultados de ediciones anteriores, completar todas las pruebas a concurso y mantener el liderazgo en este tipo de competiciones entre las universidades del Estado. El pasado año, la Escuela se alzó con la victoria en una de las pruebas del evento por delante de 110 universidades de todo el mundo, demostrando así el potencial de sus estudiantes. El objetivo por tanto no es otro que el mantener y superar el nivel de referencia establecido en la dura y exigente competición de esta temporada.

Calendario y tipología de las pruebas

El monoplaza eléctrico FSB2014 será embarcado a finales de esta semana en un ferry para su traslado a Inglaterra. Una selección de 25 integrantes del equipo viajará el martes día 8 de julio a Silverstone, en donde el jueves 10 se iniciará la competición con las diferentes pruebas estáticas a que serán sometidos los vehículos participantes. Al igual que en la pasada edición, se espera la participación de alrededor de 120 equipos provenientes de universidades de cuatro continentes.

La clasificación final se establece ponderando los resultados obtenidos en una batería de pruebas, tanto estáticas como dinámicas. En la primera categoría se incluye un test exhaustivo de normas técnicas y de seguridad, un ensayo específico de resistencia al agua para los prototipos eléctricos, así como mediciones de ruido, exámenes de frenada y pruebas de inclinación para comprobar que el coche no pierde líquidos y que mantiene la estabilidad a la hora de afrontar curvas muy pronunciadas.

Las pruebas estáticas incluyen también cuestionarios en detalle acerca de los fundamentos del diseño de cada coche, los aspectos económicos y los relacionados con la sostenibilidad, así como la presentación de un plan de negocio bajo las premisas de viabilidad y rentabilidad del producto. Se trata de presentar una idea de negocio basada en la comercialización del monoplaza, frente a un jurado que hace el papel de potencial inversor dispuesto a ofrecer su apoyo económico a la mejor propuesta. En general, todas estas pruebas son evaluadas por jueces de gran experiencia en la industria de la automoción, que comparten su conocimiento y observaciones con los equipos a los que evalúan.

Los equipos que superan las pruebas estáticas pasan a competir en las dinámicas, que se iniciarán el viernes 11 y que incluyen ejercicios en marcha para comprobar, por un lado, la suspensión, dirección, maniobrabilidad y comportamiento en curvas del vehículo, y seguidamente su capacidad de aceleración. El sábado 12 de julio se procederá a efectuar una primera prueba de velocidad, el Sprint, que clasificará a los equipos en función del tiempo invertido en completar una vuelta completa al circuito.

Seis pilotos, seleccionados entre los alumnos integrantes del equipo

La “prueba reina” se disputará el domingo 13 de julio, denominada “Endurance” y diseñada, como su definición inglesa indica, para comprobar la durabilidad de los monoplazas. Consiste en un trayecto de 20 Km. en la pista de Silverstone, con un único cambio de piloto y la imposibilidad de modificar ningún parámetro del vehículo. Se trata de una prueba muy exigente, que muy pocos equipos suelen completar.

Este test pondrá a prueba el trabajo de casi un año del equipo Formula Student Bizkaia, y la elección de los pilotos tendrá gran importancia. Los cuatro pilotos titulares y los dos suplentes han sido seleccionados entre los integrantes del equipo, una veintena de los cuales se presentaron como candidatos. Los conductores finalmente elegidos han tenido que superar pruebas teóricas, en un simulador, al volante de un kart, a bordo de los prototipos del año pasado y, finalmente, en el propio FSB2014.

Organización del equipo

El proyecto desarrollado por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao para esta nueva edición de Formula Student ha contado con un presupuesto de 80.000 euros, incluyendo la compra de piezas y componentes, gastos de inscripción, traslado y alojamiento del equipo, transporte del monoplaza, etc.

Con el fin de coordinar y gestionar las tareas, el equipo Formula Student Bizkaia se divide en grupos de trabajo: suspensión, chasis, corners, carrocería, motor, transmisión y organización. Cada uno designa a un responsable de grupo, que a su vez está supervisado por las figuras de los Financial Manager (Libe Olave, en la parte económica), Technical Manager (Andoni Calvo, en el aspecto técnico), y Team Leader (Hugo Aristegi, como máximo representante del equipo). Todos ellos supervisados por los profesores Charles Pinto, Javier Corral y Asier Zubizarreta.

La participación es totalmente voluntaria y al margen de las horas lectivas, sin percibir retribución alguna por formar parte de un proyecto cuyo fin es proporcionar a los alumnos de ingeniería la posibilidad de poner en práctica conocimientos técnicos, financieros y organizativos que se les requerirán cuando entren en el mundo laboral.

Todo ello se lleva a cabo gracias a la colaboración y ayuda de los patrocinadores que apoyan el proyecto Formula Student Bizkaia, entre los que destacan la Diputación Foral de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao, la UPV/EHU, empresas como AIC-Automotive Intelligence Center, Gestamp, Sener, Brammer o Vicinay, junto a una treintena de otras firmas comerciales, además de la propia Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao.

Historia de la Formula Student: cantera de futuros ingenieros

En 1981, la Society of Automotive Engineers (SAE) creó la Formula SAE, una competición nacida con el fin de probar las capacidades de alrededor de 140 equipos de universidades de todo el mundo. En 1998, el Reino Unido acogió una demostración en la que compitieron dos coches creados en universidades americanas con dos diseñados por estudiantes europeos. Fue tal su aceptación que el IMechE (Institution of Mechanical Engineers), en colaboración con la SAE y el IET (Institution of Engineering & Technology), creó la Formula Student.

Desde entonces, la prueba se ha realizado todos los años, y en los seis últimos en el circuito de Silverstone. Formula Student se ha consolidado en poco tiempo como una referencia para el sector mundial de automoción, y especialmente para el mundo de la competición. Gracias a ello, cada vez son más las empresas de ingeniería de todo el mundo que consideran la participación en la exigente Formula Student como un valor añadido a la hora de contratar a jóvenes profesionales de la ingeniería.

El equipo Formula Student Bizkaia comenzó su andadura en 2006, como un proyecto innovador del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao. Tras dos años de preparación e investigación, en la temporada 2007/2008 concluyó el primer prototipo. Desde entonces, el equipo ha desarrollado ocho monoplazas, cinco de combustión interna y tres eléctricos.