El Curso de Verano en el Centro penitenciario El Dueso termina el 18 de julio

La comunicación involucra un conjunto de habilidades que consiguen completar de forma efectiva la transmisión de información

La segunda de las tres jornadas del curso de verano de la UNED “Habilidades comunicativas: técnicas individuales y grupales” en el Centro penitenciario El Dueso comenzó con la exposición de Sergio Migoya, Consultor y Formador Freelance, experto en Recursos Humanos y Gestión del cambio; su ponencia se centró en explicar las Técnicas para presentaciones eficaces. Llevar a cabo presentaciones ante pequeños y grandes grupos hace tiempo que dejó de ser un ‘arte’, para convertirse en un elemento imprescindible y diferenciador a la hora de lograr objetivos personales y profesionales. “Potenciar el peso de la argumentación, generar influencia y persuasión, centrar la atención para crear más impacto en el discurso o sencillamente hacerse entender para lograr lo previamente determinado, se convierten en potentes instrumentos a la hora de enfrentarse a los diferentes escenarios donde interactuamos con otros en nuestro día a día”.

En la sesión aportó “claves fácilmente identificables y aplicables para estructurar una presentación orientada al éxito, utilizando ejemplos cotidianos que ayudaron a identificar los aspectos que favorecen y entorpecen el devenir de una presentación, haciendo especial énfasis en los que nos influyen a nivel personal, para utilizarlos correctamente en la exposición de sus argumentos”.

La comunicación, como disciplina que puede aprenderse, involucra un conjunto de habilidades que, puestas en práctica, consiguen completar de forma efectiva la transmisión de información, emociones o directrices entre distintas personas. En esta sesión del jueves 17 de julio, Claves para una comunicación efectiva, el Gerente de Desarrollo de Soluciones en Iberdrola y experto en Sistemas de Información, Pablo Juncosa, se centró en las barreras que dificultan el proceso de comunicación y las habilidades clave que facilitan el proceso. Se dio respuesta a preguntas como la importancia de la comunicación para las relaciones interpersonales, la diferencia entre el mensaje que queremos emitir y la percepción de nuestro interlocutor, cómo afectan los comportamientos no verbales al proceso de comunicación o cómo aplicar la escucha activa para asegurar el éxito en la transmisión del mensaje. Los contenidos y prácticas se centraron en la comunicación interpersonal, cuyas habilidades sirven de fundamento en las presentaciones en público o la participación y liderazgo de grupos de trabajo.

La tarde del jueves continuó con la ponencia de Sergio Migoya, La brújula de la comunicación. “Pensar que la comunicación es únicamente llevar a cabo un diálogo y acompañarlo de una escucha más o menos efectiva, es quedarse sólo con ‘la punta del iceberg’”. Hoy en día, los aspectos situacionales marcan la diferencia a la hora de mejorar a través de los procesos comunicativos personales y globales. “Los muy diversos canales disponibles, el “tsunami” de información a nuestro alcance, la interacción de diferentes modos y la tecnología en constante cambio, hacen modificar todos y cada uno de los aspectos asociados a la comunicación”.

Migoya explicó que manteniendo las mismas premisas y los principios fundamentales que operan para la eficacia del mensaje, nos vemos abocados a potenciar nuestro discurso, a innovar en las formas y a utilizar todos los aspectos a nuestro alcance para mejorar la interacción y lograr nuestros propósitos. También presentó aspectos de la comunicación actual como la ‘marca personal o el contenido de marca’, ‘el storytelling o la eficacia del relato y de la historia’ o la ‘Transmedia’. “Éstos son conceptos desarrollados en el marketing de hace unos pocos años y que ya han aterrizado en organizaciones, instituciones incluso particulares que potencian su éxito a través de la comunicación”.

Integración en estructuras de trabajo en grupo, ese fue el título de la intervención de Eduardo Ruiz, Consultor en Tea-Cegos, experto en Gestión del cambio y Gestión de conflictos. Esta sesión del curso se dedicó a “la forma en la que se utiliza la comunicación en grupos de trabajo para permitir la estructuración de los integrantes del mismo, la asunción de los diferentes roles y el aseguramiento de las funciones de cada rol a través de las tareas que se encomiendan”.

La sesión se articuló en torno a una dinámica participativa y competitiva que se repitió en tres ciclos, de forma que los participantes pueden evaluar por sí mismos sus avances tanto individuales como grupales y plantearse retos dentro de sus roles y como equipo. Durante la propia ejecución y al mismo tiempo que los equipos se esfuerzan en alcanzar los objetivos de la dinámica, los participantes deberieron ir superando situaciones no previstas, “de esta forma, los participantes crean marcos de actuación basados en los comportamientos previos que refuerzan su identidad de grupo y potencian la efectividad de la comunicación”.

Como fin de la sesión, se realizó la explotación de los resultados en los diferentes aspectos de la comunicación, así como de la forma en la que esta comunicación permite la creación de equipos y el establecimiento de relaciones duraderas dentro de un entorno de trabajo.