UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

La selección española se impuso (3-0) a Tailandia, mientras que Portugal superó a la Republica Checa en los penaltis tras finalizar el tiempo con empate a 5

España y Portugal protagonizarán mañana (15:30 horas en el CTA) el primer duelo ibérico del WUC Futsal 2014 para disputar el quinto puesto en la clasificación final del Campeonato. España se ha clasificado para disputar este partido por la quinta plaza tras derrotar a Tailandia por 3-0, mientras que Portugal ha tenido que esperar hasta el lanzamiento de penaltis ante la Republica Checa, después de que los checos se adelantaran cinco veces en el marcador en el tiempo de juego.

El partido entre España y Tailandia fue muy disputado y no se resolvió hasta los últimos minutos de juego. España se adelantó en el minuto 3 de la primera parte gracias a un gol de Alejandro Diz, pero no logró un margen tranquilizador hasta bien entrado el segundo tiempo (minuto 35) cuando el propio Alejandro Diz logró transformar una de las ocasiones de que disfrutó el equipo español. Durante todos esos minutos España dispuso de oportunidades de marcar, pero también Tailandia que se mostró como un equipo luchador que no da un balón por perdido. El último gol de España se lo anotó Marc Tolra, a falta de 10 segundos para la conclusión, a raíz de un robo de balón en defensa cuando Tailandia jugaba con la táctica de portero jugador.

En el otro encuentro de esta parte del cuadro, Portugal y República Checa protagonizaron un encuentro sumamente igualado con muchas alternativas en el marcador y que, finalmente se adjudicó Portugal en los penaltis después de haber ido a remolque de los checos durante todo la primera parte: 0-1 (3´), 1-1 (5´), 1-2 (14´), 2-2 (17´). En la segunda mitad se mantuvo la dinámica: 2-3 (21´), 3-3 (22´), 3-4 (30´), 4-4 (37”); 4-5 (38´) y 5-5 (39). Un auténtico carrusel de goles en el que fueron protagonistas destacados el portugués Joao Silva, con dos tantos, y, sobre todo, el checo Zdenek Chmelik, autor de tres goles para su equipo. En el lanzamiento de penaltis, ambos equipos marcaron los dos primeros lanzamientos, pero los checos fallaron el tercer lanzamiento y el portugués Andre Coelho no perdonó y logró transformar el lanzamiento definitivo que lleva a Portugal a la disputa del quinto puesto frente a España.