UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El presidente de , , sostiene que el olivo, con un total de 11 millones de hectáreas, es el cultivo frutal de mayor distribución internacional

El presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica, Juan Vilar Hernández, ha asegurado que “con un incremento del precio en origen de de tan solo 30 céntimos, el porcentaje mundial de rentable pasa de ser de un 30 a un 60 por ciento. Tal situación se ha podido experimentar en el mercado tan sólo en los 25 días pasados”

Juan Vilar ha realizado estas declaraciones con motivo de su participación en el seminario “La cata del aceite de oliva virgen extra. Usos y maridaje. III edición”, que se está celebrando en el marco de los en Carmona y en el que ha impartido la ponencia “Tendencias internacionales de aceite de oliva”.

Este experto ha afirmado durante su ponencia que España es el mayor productor de aceite de oliva del mundo, produciéndose en nuestro país entre el 40 y 60 por ciento del total mundial, dependiendo de la campaña de la aceituna. No obstante, entre España, Italia, Grecia y Túnez alcanzan una producción que ronda el 80 por ciento del total internacional, seguida por países como Siria, Turquía, Marruecos, Portugal o Argelia. Actualmente, se produce aceite de oliva en 47 países, siendo las últimas incorporaciones al mercado de la producción aceitera países como India, Georgia, Namibia y Armenia, según datos del Consejo Oleícola Internacional. El olivo, con un total de 11 millones de hectáreas, es el cultivo frutal de mayor distribución internacional.

Con respecto al consumo de aceite de oliva, Vilar ha señalado que, en la actualidad, se consume este producto en más de 90 países, siendo los mayores consumidores y, por orden, Italia, España, Estados Unidos y Grecia, aglutinando el 60 por ciento de su consumo. “Igualmente, cabe destacar que, aunque estos son los datos absolutos de forma relativa, per cápita el mayor consumidor lo alcanza Grecia, con 23 kilos por persona y año, mientras que en Estados Unidos está en los 800 gramos por persona y año”, informa Vilar. En relación al consumo anual per cápita mundial, estamos ante los 416 gramos por persona y año.

Si atendemos al consumo en los países productores y consumidores, la media se halla en siete kilogramos, superando en 10 veces a los sólo consumidores, que llegan a los 700 gramos. Los países consumidores de aceite de oliva no productores son, por este orden: Reino Unido, Alemania, Canadá y Rusia, según ha señalado este experto.

En relación al consumo de aceite de oliva frente al global mundial de grasas y aceites, que es de 191 millones de toneladas, supone 3,1 millones, lo que representa el 1,7 por del consumo. “No obstante, la tendencia del consumo y la producción son halagüeñas y positivas; no en vano, cada año se plantan en el mundo entre 100.000 a 350.000 hectáreas”, informa Juan Vilar.

A nivel mundial, el consumo de grasas, aceites vegetales y animales es de 27 kilos, mientras que de aceite de oliva es de 416 gramos. En el caso concreto de España, el consumo de aceite de oliva supone por persona y año 11 kilogramos, frente al de todas las grasas vegetales y animales, que es de cuatro kilos. “Es evidente que estos datos son muestra del arraigo en nuestro país de la cultura del aceite de oliva. Además, se ha de tener en cuenta que de los 416 gramos por persona y año consumidos de aceite de oliva en el mundo, unos 250 gramos son elaborados en España”, aclara el presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica.

Para conseguir un mayor consumo de aceite de oliva, Juan Vilar cree fundamental potenciar las políticas de promoción desde el punto de vista internacional. No obstante y a nivel internacional, el sector del aceite de oliva supone una cifra de negocios de entre 6,5 y 11 mil billones de euros, empleando a más de 31 millones de personas.

Además, el olivar está presente en 34 de las 50 provincias españolas, en las que se ubican más de 330 millones de olivos, de los que el 92 por ciento corresponden a variadas de aceituna para almazara, y el 8 por ciento restante a variedades de aceituna de mesa.

En el caso de Andalucía, “el sector oleícola representa para el total de la producción final agrícola andaluza aproximadamente el 25 por ciento, siendo la comunidad autónoma con mayor producción cuantificada, con más de 2,40 millones de euros, generando un empleo medio aproximado por campaña de 30 millones de jornales”, concluye.