UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El profesor de la Universidad Pablo de Olavide afirma que el destino más frecuente de los yihadistas españoles es Siria

El profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Manuel Ricardo Torres Soriano, ha asegurado hoy que Internet se ha convertido en el refugio virtual de los yihadistas, permitiendo compensar la falta de visibilidad del mensaje radical en las calles: “Aquéllos que quieren oir un discurso legitimador de la violencia terrorista, son conscientes de que es muy difícil encontrarlo en mezquitas, oratorios, centros culturales… Sin embargo, con sólo conectarse a Internet, pueden acceder a una cantidad desbordante de contenidos radicales e interactuar con miles de sujetos de todo el planeta que piensan igual”.

Torres Soriano ha hecho estas declaraciones durante la celebración del “IX Curso internacional sobre : La amenaza diez años después del 11-M”, que se está desarrollando en la sede de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona dentro del marco de los cursos de verano y que dirige este experto. En el mismo, ha impartido la ponencia “Análisis del perfil y actividades de los ciberyihadistas españoles”.

Con respecto a las características de los yihadistas que operan a través de Internet dentro del territorio español, el profesor sostiene que existen varios perfiles: conversos que quieren proyectar su nueva identidad radical a través del ciberespacio; individuos que tratan de compensar la pérdida de sus lazos con organizaciones formales, a través de un mayor activismo en la red y, por último, sujetos que desempeñan un papel clave en la gestión de la infraestructura yihadista en Internet.

Aunque muchos de estos radicales han nacido o vivido en nuestro país, su rechazo hacia el modelo de vida de Occidente y de los occidentales es evidente. Según Torres Soriano, esto se debe a que interpretan la realidad de forma maniquea, lo que les lleva a situar el origen de todos los males en una única causa, que no es otra que la acción deliberada de un enemigo que actúa de manera despiadada y con objetivos inconfesables.

En su opinión, “esa simplificación de la realidad resulta atractiva para determinados sujetos que no quieren enfrentarse al hecho de que el mundo que les rodea es complejo y lleno de matices. De esta manera, ellos también tienen que asumir su responsabilidad en las causas que provocan su ira y frustración”.

En relación a las actividades en las que participan de manera más activa los yihadistas españoles, este experto sostiene que la acción más recurrente es la distribución de propaganda, seguida del reclutamiento y la obtención de financiación y voluntarios para las organizaciones yihadistas que combaten en escenarios de conflicto como Siria.

Precisamente, y según ha explicado Manuel Ricardo, este país es el “destino más popular” de los yihadistas españoles a la hora de emprender su particular lucha, debido a la facilidad de acceso a este escenario a través de los múltiples vuelos low-cost que tienen como destino Turquía, y también debido a que resulta relativamente sencillo contactar e integrarse en algunas de las múltiples organizaciones armadas que combaten el régimen de Al-Assad. En menor medida, otros destinos son Afganistán, Irak y Mali.

“Además, las últimas operaciones desarrolladas en España ponen de manifiesto la existencia de redes de radicales en España que entienden que su contribución a la Yihad consiste en incitar a otros musulmanes a que viajen a estos escenarios, así como a facilitar ese tránsito a través de dinero, contactos, formación, etc”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Cursos de veranoUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed