UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

El jurado del concurso “Desafío Universidad-Empresa” ha fallado los premios correspondientes a la segunda edición de este certamen que organiza la Consejería de Educación, a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (FUESCYL), y en el que también colabora la Consejería de Economía y Empleo a través de la ADE, otorgando dos premios a grupos de investigación de la Universidad de Salamanca (tercer premio en la categoría general y premio especial nuevos emprendedores).

Este concurso, que se enmarca en la Estrategia Universidad-Empresa de Castilla y León y que cuenta con el patrocinio del Banco Santander (División Global Santander Universidades) forma parte del programa TCUE (Transferencia de Conocimiento Universidad Empresa), que para el caso de la Universidad de Salamanca es gestionado y promovido por su Fundación General. Han participado todas las universidades de la región con el objetivo de fomentar la realización de proyectos de I+D+i en colaboración con las empresas de su entorno a partir de necesidades científico-tecnológicas concretas identificadas, previa y directamente, desde el propio sector empresarial.

En esta segunda edición, hay que destacar la magnífica acogida tanto por parte de las empresas, como por parte de los investigadores universitarios. Desde la Fundación General de la Universidad de Salamanca con la colaboración de la OTRI se ha impulsado la participación activa de grupos de investigación de la USAL en este concurso, materializándose en un total de 14 propuestas como respuesta a las demandas tecnológicas concretas, previamente planteadas por las empresas participantes en el concurso.

El tercer premio en esta segunda edición lo ha obtenido la “Unidad de Fisiología Renal y Cardiovascular de la Universidad de Salamanca (UFRC)” con la propuesta BIO-QUERCITNA para el desarrollo y validación de nuevas formulaciones solubles de quercetina para incrementar su efecto terapéutico en la prevención del fracaso renal agudo, dirigida por la investigadora Ana Isabel Morales Martín elaborara a partir de una demanda tecnológica previamente planteada por la empresa BIO-INREN. UFRC es un grupo multidisciplinar de investigación básica y aplicada dedicado al estudio integral de los procesos patológicos relacionados con las enfermedades renales y cardiovasculares. La propuesta recibirá, además del correspondiente diploma acreditativo, un premio en metálico de 8.000 euros, destinados a financiar la participación universitaria en el proyecto de I+D+i resultante.

La segunda propuesta premiada es la presentada y dirigida por el Investigador Edgar Pérez Herrero del Departamento de Ingeniería Química y Textil de la Universidad de Salamanca para el Desarrollo de un nuevo material de cambio de fase macroencapsulado de bajo coste, con huella ecológica casi nula integrable en elementos constructivos exteriores. El proyecto ha obtenido el Premio Especial Nuevos Emprendedores dotado también con un premio en metálico de 8.000 euros para su ejecución. Este proyecto propone una solución tecnológica a la demanda presentada por la joven empresa Novarqing.

La Fundación General de la Universidad de Salamanca, como parte de la organización del concurso, apoyará tanto al grupo como a la empresa en la ejecución del proyecto. La entrega de premios tendrá lugar en Valladolid previsiblemente a finales del mes de septiembre en un acto público organizado por la Consejería de Educación.