UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Investigadores de la Universidad de Alicante han desarrollado un software de alta precisión para diagnóstico de la sensibilidad ocular. Se trata de una novedosa tecnología que permite cuantificar el grado de opacidad en la cápsula posterior del ojo provocada por el crecimiento de células en la lente intraocular.

La opacidad de la cápsula posterior es actualmente el aspecto más importante en la cirugía de catarata de los tiempos modernos, y sigue siendo la complicación posoperatoria que puede aparecer meses o años después de la cirugía de cataratas. Se reporta que ocurre entre el 20% y hasta el 50% de los pacientes en el periodo de cinco años posteriores a la cirugía, y está asociada con disminución de la agudeza visual, deterioro de la sensibilidad al contraste y problemas de deslumbramiento que conllevan importantes repercusiones sociales, médicas y económicas.

Según el Dr. Daniel Ruíz Fernández, principal responsable de la investigación y miembro del grupo de investigación de Ingeniería Bioinspirada e Informática para la Salud (IBIS), el problema de la cuantificación de la opacidad de la cápsula posterior se ha abordado en distintos trabajos y soluciones comerciales aplicando diferentes técnicas computacionales. No obstante, estos procesos comportan algunos inconvenientes debido a que precisan de la interacción con el especialista para que éste dirija la detección de las zonas de opacificación, pudiéndose perder objetividad en la cuantificación, por otro lado, algunos de los sistemas son automáticos pero se centran en la detección de la opacidad en el cristalino (origen de las cataratas) y no específicamente en la detección del crecimiento de células en la lente intraocular.

La tecnología desarrollada por los investigadores de la UA, proporciona una cuantificación de forma totalmente automática y objetiva a partir de una imagen digital de aumento del fondo de ojo. El procesamiento no precisa de intervención alguna por parte del especialista convirtiéndose en una importante herramienta de apoyo al diagnóstico. De esta forma, la utilización de esta tecnología puede evitar posibles intervenciones innecesarias así como mejorar el diagnóstico de las necesarias.

Se trata de un procedimiento de alta precisión dado que analiza directamente el origen de la opacidad en la lente intraocular, es decir, las células que crecen en la lente.

El grupo IBIS ha desarrollado un primer prototipo de la aplicación que ha sido probada con éxito. Asimismo, el grupo sigue trabajando en la mejora y optimización continua del software para una mejor detección de artefactos y células así como en la reducción del tiempo de proceso.