UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El periodista de Canal Sur considera que los medios de comunicación deberían profundizar lo suficiente en el esclarecimiento de las causas de un accidente de tráfico

El periodista de Canal Sur Javier Ronda ha señalado hoy que el respeto a la intimidad de las víctimas de y a sus familias es fundamental y necesario. Este es el motivo por el que se ofrecen pocos datos sobre la identidad de los siniestrados: “No se puede tolerar que la familia se entere por los medios de comunicación del accidente de un ser querido”.

Estas declaraciones han sido realizadas en el curso “”, que se está realizando en el marco de los en Carmona y en el que ha moderado una mesa redonda sobre “Los accidentes de tráfico en los medios de comunicación”.

Según Ronda, la información con la que se cuenta a la hora de comunicar un accidente de tráfico está estereotipada. Dicha información, proporcionada por fuentes como la DGT, los hospitales o los servicios de emergencia, consiste básicamente en detallar el lugar, la hora, el número de víctimas y algún dato relevante para el accidente, pero no profundiza realmente en las causas del siniestro, algo que el periodista de Canal Sur considera fundamental.

En cuanto al posible enfrentamiento que pueda producirse entre la necesidad de información de los medios de comunicación y el imperativo moral de salvaguardar la identidad de las víctimas, Javier Ronda ha afirmado que ante todo el periodista ha de ser cuidadoso, respetuoso y elegante; y ha añadido que los testigos son un recurso muy valioso para el profesional de comunicación a la hora de obtener más datos de las circunstancias del accidente.

En lo referente a una posible mala praxis profesional de determinados medios en el caso del descarrilamiento del tren Alvia en Santiago, Ronda considera el hecho como algo aislado. De esta manera, insiste en que la forma de trabajar de los periodistas de sucesos en nuestro país es bastante respetuosa, y que en el que caso de que no sea así debe ser corregido, pero no considera que haya una mala praxis generalizada. Del mismo modo señala que el término medio es la solución a la hora de retransmitir un siniestro: “las imágenes son necesarias puesto que hay multitud de accidentes en los que parece que no ha pasado nada porque apenas había imágenes de lo sucedido”.

El también profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla ha destacado la importancia de la prensa en la prevención de accidentes de tráfico, ya que ésta nos permite conocer las circunstancias en las que se han producido ciertos siniestros y de esta manera “aprender a hacer las cosas de manera diferente”. Asimismo ha señalado la labor divulgativa mediante la cual se da información sobre los accidentes y su prevención. También subraya la importancia de la información del tráfico en los medios de comunicación, insistiendo especialmente en la labor de la radio que permite acompañar al viajero e informarle del estado de la circulación y de los accidentes de manera inmediata.

Con respecto a la dureza de las campañas de la DGT, Javier Ronda piensa que “una campaña es efectiva si consigue su objetivo, que es reducir el número de víctimas mortales”. Este tipo de iniciativas tiene defensores y detractores, como cualquier campaña de publicidad, aunque bien es cierto que si es agresiva tiene un mayor componente de sensibilidad y aceptación. Por ello, el periodista destaca que el publicista debe concienciar de que “un coche se convierte en arma cuando se conduce de manera imprudente”.

Por último, Ronda ha declarado que “la información del tráfico es útil, necesaria y trascendente”, destacando la necesidad de contar con este tipo de datos en tiempo real, ya que es una información que tiene calado social y que interesa a todos los sectores de la sociedad.