UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El estudio, perteneciente al proyecto (), se ha publicado en la revista ‘

Según un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Navarra y publicado en la revista científica PLOS ONE, unos valores altos en los índices de abdominal se asocian a largo plazo con un mayor riesgo de mortalidad. El trabajo está encabezado por el grupo de Medicina Preventiva del centro académico, perteneciente al CIBER de y nutrición.

El estudio “Obesity indexes and total mortality among elderly subjects at high cardiovascular risk: the PREDIMED study”, encabezado por el profesor Miguel Á. Martínez-González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública del centro académico, valoró distintos índices de al comienzo del seguimiento del gran estudio multicéntrico español “Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED)”, en el que colaboran 18 grupos de investigación de todo el país.

Los investigadores estudiaron una muestra de 7.447 participantes de alto riesgo cardiovascular durante 4,8 años. Ninguno padecía enfermedad cardiovascular al inicio y 348 de ellos fallecieron durante el periodo de seguimiento. Los índices que se asociaron más significativamente con mayor mortalidad fueron el perímetro de la cintura y el índice cintura-altura que surge de dividir el perímetro abdominal entre la altura. Así, por ejemplo, si una persona mide 1,60 m (160 cm) y tiene un perímetro de la cintura de 80 cm, su índice cintura-altura sería 0,5.

Menor asociación con el índice de masa corporal

Los participantes fueron divididos en cuatro categorías de este índice: menos de 0,60; de 0,60 a 0,65; de 0,65 a 0,70; y más de 0,70. Se observó que, a igualdad de otras variables relacionadas con la mortalidad, los participantes en las dos categorías con mayor índice cintura-altura presentaban mayor riesgo de fallecer durante el periodo de seguimiento. Los incrementos relativos en la mortalidad fueron del 30% para índices cintura-altura entre 0,65 y 0,70, y del 55% para índices superiores a 0,70.

Además, se observó un incremento relativo de mortalidad del 57% para quienes tenían un perímetro de la cintura superior a 110 cm. En cambio, las asociaciones con el índice de masa corporal (el peso en kg. dividido entre la talla en metros elevada al cuadrado) fueron más débiles y no resultaron significativas.

Estos resultados apoyan que la obesidad verdaderamente peligrosa es la abdominal, que constituye un fuerte factor de riesgo de mortalidad. Por tanto, los autores recomiendan prestar más atención al perímetro de la cintura que al peso o al índice de masa corporal.