UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Enmarcado en las becas nacionales ‘Soñadores’, este proyecto lleva parejo un manual de Buenas Prácticas Ambientales y un documental sobre ‘La sal, un sueño por vivir’

El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, ha presidido esta mañana la presentación del Maestros de la Sal, del manual de Buenas Prácticas Ambientales y el documental La sal, un sueño por vivir en el Rectorado, junto a los autores de la obra, el profesor de la UCA Alejandro Pérez Hurtado de Mendoza y los investigadores Adrián Sánchez Barea y Antonio Jesús Rivero Reyes. También han estado presentes autoridades y artesanos salineros de los municipios de la Bahía de Cádiz, donde se ubican las salinas protagonistas de esta obra.

En este proyecto se ha recuperado gran parte del conocimiento de los maestros salineros, manejo de las salinas y los esteros, aprovechamiento extensivo de los caños, así como nuevas vías de futuro para el aprovechamiento artesanal de la marisma salinera.

González Mazo ha agradecido el trabajo realizado a estos egresados de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la UCA: “por vuestro rigor científico, por vuestra pasión a la hora de acometer esta tarea, por creer en el futuro de un sector que forma parte de nuestra historia y por tener claro que la conservación de nuestra biodiversidad se encuentra también un motor económico y de desarrollo”.

Los tres documentos presentados (libro, manual de buenas prácticas y vídeo) se enmarcan en la convocatoria de las Becas Soñadores, impulsada en 2011 por National Geographic Channel y Loterías y Apuestas del Estado, para apoyar iniciativas de jóvenes comprometidos con la conservación de la naturaleza en España. Entre más de 150 propuestas, un jurado formado por profesionales del mundo de la conservación concedió el primer premio al proyecto Experiencias de Uso y manejo de Salinas Artesanales, desarrollo integral de un sistema en proceso de desaparición, presentado entonces por alumnos de la UCA.

Sus autores han comentado que con este acto se “cristaliza un granito más de sal en un largo camino que comenzó hace 20 años”, con el que pretenden hacer un homenaje a los artesanos salineros y a su funcionalidad para el mantenimiento medioambiental, cultural y económico del territorio, que debe mirar al pasado “para no perder su identidad”.

Del mismo modo, el que fuera consejero de Obras Públicas y delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, también ha dado la enhorabuena tanto a la Universidad de Cádiz como a su profesorado y alumnado por “implicar con su ilusión y esfuerzo a muchas personas e instituciones en este proyecto”. Un trabajo, que a pesar de su recorrido histórico y patrimonial es poco conocido en la sociedad en general y tiene una falta de reconocimiento jurídico, ha señalado el anterior senador del PSOE.

Maestros de la Sal es una obra “retroactiva y prospectiva”. El rector ha explicado que dedica su análisis a las técnicas tradicionales del sector salinero artesanal en la Bahía de Cádiz, pero “tiene una firme vocación de futuro. Nace con el objetivo de recuperar y promover una cultura tradicional que se desarrolla en esta zona desde hace siglos para el desarrollo integral de un proceso en vías de desaparición”.

Segunda edición, con el apoyo del CEI.Mar

Esta primera publicación, como han adelantado en la presentación, contará a finales de año con una segunda edición, impulsada desde el Campus de Excelencia Internacional del Mar a través del Servicio de Publicaciones de la UCA.

Por último, González Mazo ha subrayado también el papel representado en esta iniciativa por las salinas La Esperanza, “un espacio propio donde realizar el trabajo de campo”, concesionadas de la Universidad de Cádiz y gestionada desde CEI.Mar, y por el grupo de investigación Conservación de Humedales Costeros de la UCA. Precisamente, desde este Campus Internacional y la Universidad de Cádiz se defiende el sector salinero como emergente, que se incluye en los contenidos y propuestas del documento la Economía Azul en Andalucía, en donde se especifica que la sal es relevante para los ámbitos de la alimentación y nutrición y de la industria química.

Por último, el manual de Buenas Prácticas complementa y refuerza la acción divulgadora y explicativa del libro. Su público objetivo son los presentes y futuros profesionales de la sal en la provincia. Se trata, por tanto, “de una herramienta para la difusión y transferencia de conocimientos”. Como tercer compromiso en el ámbito de la divulgación científica y la concienciación medioambiental, el proyecto inicial incluye la edición de un documental, donde el espectador puede conocer el tratamiento y elaboración de la sal, así como tener una idea de las posibilidades de desarrollo económico, sociocultural y conservación activa de la zona.