UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

La UCA será la institución académica de referencia para el curso de formación de la Escuela de Prácticas Jurídicas del Colegio de Abogados sobre acceso a las profesiones de abogado y procurador

El de la Universidad de Cádiz, , y el decano del Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, José Manuel Jareño Rodríguez Sánchez, han firmado hoy un académica. El acuerdo se formaliza dentro del marco jurídico vigente de acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales, cuya regulación contempla la realización de una formación específica y una posterior evaluación para la obtención del título profesional de abogado que capacite para su ejercicio.

Esta normativa, recogida en el Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 34/2006 sobre el Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales, establece la necesidad de suscribir convenios entre las universidades y los colegios de abogados para, así, garantizar esta formación específica.

Entre las posibilidades que plantea este Real Decreto se encuentra, además de la impartición de másteres oficiales de Abogacía por parte de las universidades, la organización de cursos de formación impartidos por las escuelas de práctica jurídica creadas por los colegios de abogados y homologadas por el Colegio General de la Abogacía con arreglo a criterios públicos, objetivos y no discriminatorios. En este contexto se inserta el convenio firmado.

De este modo, el Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, a través de su Escuela de Práctica Jurídica, ha considerado que la UCA es la universidad de referencia dentro de su ámbito para procurar la formación requerida a la hora de concurrir en las mejores condiciones a las pruebas de acceso a la profesión. El convenio suscrito permite a la Universidad de Cádiz y al Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz la organización, además, de actividades académicas que puedan complementar la formación del curso.

En palabras del rector de la Universidad de Cádiz, “la colaboración entre las dos instituciones es más que oportuna y conveniente, imprescindible para la formación integral de nuestros egresados” en Derecho. En este sentido, González Mazo ha agradecido “la colaboración del Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz en las labores de formación de nuestros alumnos” ya que –ha precisado- “sois un aliado fundamental para el complemento práctico que requiere este exigente proceso formativo”.

Del mismo modo, el decano del Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz ha expresado su “satisfacción por la firma del convenio” para la impartición de este curso formación. Ha señalado que su firma tiene detrás “más de un año de trabajo para la elaboración de la memoria que se entregará a las autoridades académicas para su homologación” con la idea de “dar un buen servicio a los alumnos y garantizar la mejor enseñanza”.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Cádiz cuenta en la actualidad con más de 2.000 alumnos y extiende su actividad académica y científica en dos campus (Jerez y Bahía de Algeciras). Un esfuerzo importante que permite dimensionar su labor y que convierte a este centro en un importante pilar dentro de la docencia y la investigación en el ámbito de las Ciencias Jurídicas.