UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Con el fin de reducir gasto corriente y energético en un contexto de contracción presupuestaria

La Universidad Pablo de Olavide ha acordado el cierre este verano, por quinto año consecutivo, de la mayoría de edificios y servicios del campus de esta universidad con el propósito de optimizar la gestión de los recursos, ajustándola a la demanda. Así, la UPO cerrará durante el mes de agosto la mayoría de los edificios del campus mañana y tarde.

La Dirección General de Infraestructuras y Espacios de la Universidad Pablo de Olavide indica que el contexto de contracción presupuestaria, la necesidad de ahorrar energía y el deber de optimizar la gestión ordinaria de los recursos públicos, ajustándola a la reducción de la demanda, han llevado al equipo de gobierno a programar el cierre de determinados edificios y servicios del campus durante el mes de agosto. El cierre por edificio será completo o parcial dependiendo de la naturaleza de los servicios. Además, el cierre afectará a todos los servicios que se prestan en los mismos, como limpieza, mantenimiento o reparto de correspondencia.

En agosto, desde el día 1 hasta el 24, ambos inclusive, el cierre será operativo en todo el campus, exceptuando los edificios donde se ubican los servicios administrativos de referencia (edificios 3, 12, 17 y 18), que abrirán hasta las 14.30 horas; el CABD, de 7 a 15 horas, y los servicios de investigación experimental (Animalario, edificios 22 y 23), que abrirán hasta las 21 horas.

Desde el día 25 hasta el 31 de agosto el cierre será parcial, y los edificios se abrirán desde las 8 hasta las 15 horas.

Por su parte, la Biblioteca permanecerá cerrada del 1 al 24 de agosto. Del 25 al 31 de ese mes, abrirá de lunes a viernes de 8.30 a 14.30 horas, y volverá a su horario habitual, de 8.30 a 21 horas, el 1 de septiembre.