UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El profesor de la Universidad de Málaga, Alfonso Méndiz ha señalado que una buena campaña publicitaria debe atraer, emocionar y transmitir un mensaje claro

El profesor del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Málaga, Alfonso Méndiz ha resaltado la importancia de las emociones en el sector de la publicidad. Méndiz ha confesado que las campañas de hoy día “demuestran que no se trata tanto de hablar de los propios productos como de crear vínculos afectivos con los consumidores y con los públicos potenciales”.

Méndez ha realizado estas declaraciones con motivo de su participación en el seminario “Creatividad y nuevas formas publicitarias” que se está realizando en el marco de los cursos de verano que la Universidad Pablo de Olavide organiza en su sede de Carmona y del cual es director.

Alfonso Méndiz ha destacado la última campaña de Danone como especialmente significativa en la tendencia actual de vender estilos de vida y experiencias; en ella, continúa el profesor universitario, se aboga por la sonrisa; así, el nombre de la campaña es “Alimenta sonrisas” y nos transmite los múltiples beneficios de la misma: “nos cambia la cara y el estado de ánimo, alarga nuestra existencia y nuestras ganas de vivir, nos produce un estado de bienestar y nos acerca a los demás.”

Para Méndiz el objetivo de la publicidad es persuadir, cambiar una actitud o reforzar la adhesión ya sea en el plano comercial, social o político. El experto en publicidad considera que dicha disciplina ha sido esencialmente la misma desde sus orígenes, aunque hace hincapié en que la tecnología ha ampliado notablemente su ámbito de influencia: “la publicidad es esencialmente la misma, los antiguos voceadores romanos, ‘praecos’, que se contrataban para anunciar a gritos las mercancías derivaron a los pregoneros medievales y después a los vendedores ambulantes. Éstos siguen cumpliendo las mismas funciones, aunque ahora los mensajes lleguen a más gente”.

En lo referente a los componentes que debe tener una buena campaña de publicidad, Alfonso Méndiz ha destacado que ésta debe “atraer, emocionar y transmitir un mensaje claro”. Estas características no tienen por qué verse modificadas en la publicidad del futuro, aunque el profesor de Comunicación Audiovisual presagia importantes cambios: “gracias a Internet, la publicidad se ha vuelto interactiva, las marcas se integran en las películas, en las teleseries y en nuestra vida cotidiana, por lo que no sufren el rechazo que antes tenían las interrupciones publicitarias; del mismo modo las marcas ya no buscan persuadir sino divertir. Es decir, los tres grandes principios de la publicidad; comunicación unidireccional, separación de los contenidos informativos y orientación a la persuasión, están siendo reinventados en las nuevas formas de publicidad”.

Alfonso Méndiz aborda el tema de la promoción turística de ciertas ciudades por su aparición en el cine. Según el experto, el rodaje de una película en una ciudad puede otorgar a ésta popularidad, imagen internacional y atracción turística. Además, puede suponer ayuda para las industrias locales, provocadas por pernoctaciones del equipo, contratación de extras, artistas y técnicos, alquiler de equipos, etc.: “los beneficios económicos son múltiples”.

Para que una ciudad resulte atractiva como escenario de un rodaje, Méndiz considera que se deben facilitar los trámites y los permisos de rodaje: “lo más deseado por las productoras son las exenciones fiscales, que ahorran gastos cuantiosos y con frecuencia engorrosos”.

Como ciudades beneficiadas por este tipo de publicidad, el profesor universitario cita a Barcelona, Buñol, Pamplona, Sevilla, Ronda y Grazalema. Asimismo, Méndiz se detiene de una manera especial en Almería y Fuerteventura, ya que han albergado la última súper producción filmada en nuestro país, “Exodus”. Según ha explicado, durante los tres meses que duró el rodaje se produjo una gran cantidad de ingresos, siendo Almería la única provincia andaluza en la que se creó empleo en ese período. “Cuando se estrene el filme, la Spain Film Comission tiene pensada la creación de rutas turísticas en torno a los lugares en los que se rodó la película”, concluye Alfonso Méndiz.