UNIVERSITAT JAUME I

El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, , ha indicado durante su intervención en el curso de verano sobre el de la Cátedra Increa de la Universitat Jaume I en Benicàssim que “hace falta una reforma de la gobernanza de las universidades, pero no porque vaya mal, sino porque la dinámica social así lo pide”.

Manuel López ha iniciado su intervención asegurando que “las mejores condiciones para la reforma no se darán nunca” pero “debemos buscar aquellas que sean más propicias”. El presidente de la ha vertebrado su conferencia “Una agenda para los cambios en el gobierno universitario” en tres partes que se corresponden a los tres agentes sociales que deben participar en esa reforma: voluntad política, universidades y sociedad.

En el apartado de la voluntad política, López ha afirmado que “es muy importante que la reforma sea una prioridad política” y que hay que llevarla a cabo bajo el concepto de que “la universidad es relevante para la sociedad”. El presidente de la CRUE considera que existe un problema con las competencias gubernamentales y que debería existir un solo departamento que gestionara todos los temas universitarios.

Respecto a las universidades, el exrector de la Universidad de Zaragoza ha indicado que “hay que estar dispuestos a dialogar y aceptar las críticas”, así como tener una actitud positiva para “converger, coincidir y ser cómplices”. López piensa que las universidades deberían tener mayor capacidad de liderazgo, incluída la CRUE, e iniciar un debate y reflexión en el seno de la universidad porque “la universidad es participativa y no puede haber reforma sin su debate”.

En cuanto a la sociedad, Manuel López ha insistido en que “hay que buscar la confianza de la sociedad en la reforma” y alcanzar un consenso político al que no influyan los cambios de gobierno. “La sociedad debe estar informada por gobierno y universidad de las causas y los objetivos de la reforma”, ha dicho y “los agentes socioeconómicos y especialmente, los productivos, deben ser proactivos con la reforma”.

El presidente de la CRUE ha finalizado su intervención destacando el papel de los consejos sociales, que para él son “el principal eje para la relación con la sociedad y los agentes socioeconómicos, sobre todo con el sistema productivo” y “el mejor sitio donde puede alcanzarse este diálogo”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Cursos de veranoNoticiasUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed