UNIVERSITAT JAUME I

La presidenta de la Asociación de Universidades Europeas afirma que para ayudar a los países del Sur de Europa a salir de la crisis, hay que mantener la inversión en educación superior e investigación

La presidenta de la Asociación de Universidades Europeas, , ha impartido la conferencia inaugural del curso de verano «», organizado por la Cátedra Increa de la Universitat Jaume I. Nazaré, que se ha centrado en las tendencias globales en , ha iniciado su intervención explicando que las universidades son un componente fundamental del desarrollo social y económico que requieren un elevado nivel de autonomía y responsabilidad, que a su vez debe fundamentarse en un liderazgo moderno e inteligente, una planificación estratégica y una gestión profesional y financiación adecuadas, «ya que su rendimiento óptimo depende de su relación con el gobierno del territorio y su propio modelo de gobernanza».

En opinión de la presidenta de la asociación europea de universidades, «si Europa desea ser líder en la economía global del conocimiento, y si las universidades quieren producir la investigación de alto nivel necesaria para lograrlo, se precisa una reforma integral de la educación superior. El cumplimiento de los objetivos de la reforma de Bolonia y de la sociedad del conocimiento requieren, más que la reestructuración de los grados, el aumento de la autonomía institucional, nuevas estructuras de gobierno con un fuerte liderazgo institucional, más influencia por parte de miembros externos y una mayor proporción de financiación basada en el desempeño».

Nazaré ha realizado un repaso a las tendencias organizativas y de financiación de las universidades europeas. En cuanto a la organización, ha explicado que se presentan básicamente dos modelos: un modelo dual, que está más extendido como en España, donde el poder se reparte entre dos órganos (un consejo y un claustro), y un modelo unitario en el que hay un solo órgano de toma de decisiones. Así mismo, ha destacado que en este modelo los grupos de interés externos participan cada vez más en las estructuras de gobierno de las universidades y que la figura del rector está evolucionando desde la más tradicional hacia una de tipo «director ejecutivo» (CEO).

En cuanto a las tendencias sobre financiación, por término medio, en las universidades europeas tres cuartas partes de sus fondos (73%) proceden de fuentes de financiación públicas, y sólo un 9% de los fondos provienen de las tasas estudiantiles. Por otro lado, en el período 2008-2012 se produjo un incremento de los fondos públicos destinados a las universidades en la mayoría de países europeos, mientras que en los países más afectados por la crisis (España, Italia, Grecia o Irlanda, entre otros) se produjo un descenso de más del 10% respecto a su financiación.

Para María Helena Nazaré, estas tendencias divergentes podrían dar lugar a una brecha norte-sur en Europa en cuanto a niveles de inversión pública en la educación superior. Hay signos preocupantes que indican que los países de Europa oriental y del sur están mucho más afectados que los de Europa septentrional y occidental, con la consiguiente amenaza que supone el hecho de que los estudiantes abandonen esos sistemas y se produzca una ‘fuga de cerebros’. «Para ayudar a estos países a salir de la crisis, es primordial mantener la inversión en educación superior e investigación» ha concluido.

Inauguración del congreso

Antes de la conferencia inaugural, el rector de la Universitat Jaume I, Vicent Climent, ha sido el encargado de inaugurar el congreso junto al rector honorario de la UJI, Francesc Michavila, y la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués.

Climent ha dado la bienvenida a los asistentes y ha mostrado su satisfacción por la gran acogida que ha tenido el curso, que ha debido limitar las inscripciones a 130 personas por temas de aforo. El rector ha explicado que el tema propuesto en este curso es de total actualidad ya que «estamos viviendo una crisis que va más allá de la crisis económico-financiera y que nos sitúa ante un cuestionamiento generalizado de los sistemas de gobierno de las instituciones públicas». En este sentido, ha afirmado que «las universidades somos conscientes de la necesidad de revisar y reformar las instituciones universitarias y el sistema universitario español en general. El momento actual nos exige cambios; cambios especialmente en el modelo de gobernanza y, por lo tanto, también de gestión». Parafraseando a Einstein, Climent ha asegurado que «no vamos a obtener resultados diferentes haciendo siempre lo mismo» y ha instado a los participantes en el curso a «ser autocríticos y cambiar por el bien de la universidad y de nuestros jóvenes».

Por su parte, el rector honorario de la UJI, director de la Cátedra ICNREA y del curso, Francesc Michavila, también ha mostrado su satisfacción por la acogida que ha tenido esta sexta edición del curso de verano de la cátedra y ha destacado la presencia de técnicos y profesionales de más de 35 universidades de todo el país y 14 organismos. Michavila ha destacado la importancia de mejorar el sistema universitario español, «porque la educación es lo más social que hay», y ha defendido el europeismo como clave para seguir avanzando.

En último lugar, la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha dado la bienvenida a los asistentes, ha mostrado su satisfacción porque el curso se celebre en esta localidad y ha instado a los participantes a aprovechar su estancia para conocer los atractivos turísticos de este municipio.