UNIVERSITAT JAUME I

La profesora del Departamento de Psicología Básica, Clínica y Psicobiología de la UJI y directora del curso de verano «», , ha incidido en la ponencia de presentación del curso en la necesidad de incluir los tratamientos de rehabilitación cognitiva en la cartera de servicios sanitarios y sociales así como de potenciar más programas de formación especializados dirigidos a los profesionales sanitarios.

Micaela Moro ha recordado que son conocidos los casos de personas con trastorno mental grave y altas capacidades intelectuales, como el premio nobel John Nash, aunque ha señalado que en realidad la gran mayoría de personas con esquizofrenia y un alto porcentaje de pacientes con trastorno bipolar, han tenido, y tienen, importantes limitaciones en sus capacidades cognitivas. «Aunque son menos llamativos que las alucinaciones o los delirios, tienen una gran repercusión en la autonomía de los pacientes, el seguimiento de la medicación, el aprovechamiento de los programas de reinserción social y, en general, sobre su integración en la comunidad» ha destacado.

A pesar de la investigación que se está desarrollando en los últimos años, hasta la fecha no se ha encontrado un fármaco eficaz para la mejoría de estos problemas, pero sin embargo, existen una serie de tratamientos basados en técnicas psicológicas y educativas (rehabilitación neurocognitiva), que ya cuentan con evidencias científicas que avalan su utilidad. Según ha señalado Micaela Moro, las técnicas de neuroimagen han mostrado cambios en el funcionamiento de las áreas cerebrales responsables de estas funciones y también se ha obtenido mejoría en los resultados de los tests neuropsicológicos. Pero lo más importante es que se ha comprobado que mejoran el seguimiento de los tratamientos y disminuyen la frecuencia de las crisis y la necesidad de nuevos ingresos. «A pesar de estas evidencias y de la importancia social, sanitaria y económica de los trastornos mentales graves, en nuestro entorno son poco conocidos y aplicados estos tratamientos» ha apuntado.

Para finalizar, la profesora ha manifestado que en estos momentos se tiene suficiente evidencia científica que indica que estos pacientes pueden mejorar en un grado significativo. «En una época de crisis como la que estamos viviendo, es inexcusable poner en marcha unos tratamientos que sólo requieren formación adecuada de los profesionales y unos mínimos recursos materiales y que van a redundar en una disminución de la carga emocional, social y económica asociada a la enfermedad mental» ha reivindicado Moro. Pero quizá, la consecuencia más importante sea la mejoría en la autoestima de los pacientes, el aumento de confianza en ellos mismos y en su proceso de rehabilitación y la recuperación para la sociedad de muchas personas muy valiosas que, desgraciadamente, la ignorancia y los prejuicios han etiquetado como «grandes dependientes» de por vida.

El curso de verano «Rehabilitación neurocognitiva en trastorno mental grave» tiene lugar en la Llotja del Cànem, Seu de la Ciutat, hasta el viernes 18 de julio.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Cursos de veranoUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed