UNIVERSITAT JAUME I

Francesc Michavila, rector honorario de la Universitat Jaume I y director de la Cátedra INCREA, ha ofrecido la conferencia «Las grandes cuestiones abiertas sobre » en el marco del curso de verano «», que se celebra en Benicàssim. El rector honorario de la UJI ha iniciado su conferencia explicando que muchas veces se piensa que replantear va a suponer una agresión a la autonomía universitaria o una reducción de la democracia, «un planteamiento totalmente erróneo ya que tener una mayor autonomía es imprescindible para avanzar en el buen gobierno de las universidades».

Michavila, que ha realizado un rápido repaso a modelos de gobernanza de universidades estadounidenses y europeas, también ha querido destacar que la necesidad de revisar el gobierno de las universidades españolas no es un tema nuevo, ya que el Informe Universidad 2000 ya planteaba muchas de estas cuestiones y la CRUE en 2010 también creó una comisión para trabajar este tema. «El problema es que pasan los años y no se avanza porque hace falta mucha valentía para incorporar los cambios que necesita la Universidad».

En su opinión, una revisión del sistema universitario debe centrarse en tres aspectos: autonomía, recursos y rendición de cuentas. En cuanto a la autonomía, Michavila ha sido tajante al afirmar que «cuanta más autonomía tiene un sistema universitario, mayor es su calidad y su excelencia». Para llegar a esta conclusión, el catedrático ha analizado la autonomía organizativa, académica, financiera y de gestión de personal de 13 sistemas universitarios europeos, y ha comparado dichos datos con la puntuación que obtienen en los rankings de Shanghái y Times, «la conclusión es siempre la misma: los países con mayor autonomía tienen mayor puntuación en cuanto a la calidad de su sistema universitario».

Por lo que respecta a los recursos económicos, los mismos parámetros reflejan que cuanto mayor es el gasto por estudiante, mayor es la calidad de la universidad, «de ahí la importancia de invertir en educación». Por último, en cuanto a la rendición de cuentas, el rector honorario ha indicado que «una mayor autonomía va unida, inseparablemente, a más transparencia. La universidad debe rendir cuentas al gran público, que son sus accionistas, con informes periódicos claros para aumentar su confianza en el sistema».

Para finalizar, Francesc Michavila ha indicado que algunos de los grandes temas que se deberían abordar para mejorar la gestión de la universidad son: la desregulación; una mayor autonomía; la composición y competencia de los Consejos de Gobierno; el sistema de elección del rector; la profesionalización de la gestión; la separación de las funciones administrativas y académicas y la medición de resultados por indicadores. «Lo importante es superar el sentido patrimonial que tenemos de la universidad. La universidad no es nuestra, somos servidores públicos que debemos trabajar para conseguir la eficiencia del servicio público y el progreso social y científico de nuestro país» ha concluido.