UNIVERSITAT JAUME I

El profesor de la Universitat Politècnica de València, José Miguel Mulet, ha indicado durante su intervención «Comer sin miedo» en el curso de verano de la UJI «La biotecnología: bases y aplicaciones en agricultura, nutrición, farmacia y medicina» que «la comida en Europa, hoy por hoy, es segura» y que existe una brecha entre los datos objetivos y la percepción de la población que debe ser superada con conocimientos científicos.

Según las conclusiones del Libro Blanco de la Nutrición, explica Mulet, las principales carencias alimenticias en la dieta española son los bajos niveles de zinc y ácido fólico; la vitamina D a partir de los 50 años y la falta de hierro en la población femenina. En su opinión, la segunda revolución verde (que duplicó la producción mundial de trigo) ha permitido aumentar la esperanza de vida en el continente europeo.

En este sentido, el profesor ha asegurado que actualmente las principales causas de mortalidad asociadas a la dieta (diabetes, accidentes cardiovasculares y, en algunos casos, el cáncer) están asociados al exceso de alimentación, pero no a la seguridad alimentaria, y que nuestra dieta incluye poca fibra, mucha sal, azúcares simples y grasas saturadas, según el Libro Blanco de la Nutrición.

En opinión de este divulgador científico, la industria alimentaria gasta mucho dinero en cumplir la normativa de seguridad alimentaria y en ofrecer al público lo que le pide, en lo que él ha llamado “el hermoso juego de las palabras mágicas” que consiste en usar ciertos nombres que influyen en el público positivamente (natural, tradicional, sin conservantes, sin colorantes” y evitar otros que podrían causar un efecto de rechazo (tecnología, química, artificial, etc.), por lo que recomienda que seamos más críticos con lo que nos cuentan.