UNIVERSITAT JAUME I

«La sociedad considera que el es un sector frágil al que hay que cuidar y proteger, pero del cual se siente desapegado», ha indicado el profesor de Comunicación Audiovisual de la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Rodríguez Tranche durante su intervención en el curso de verano «El en la cultura actual: nuevos modelos de gestión y creación» celebrado en la Universitat Jaume I de Castellón.

Para Rodríguez Tranche hablar sobre la crisis del cine español «es un recurso fácil y auto explicativo» basado en su historia y en su forma de desarrollo, que, a excepción de la época de la Segunda República, «siempre se ha movido en una inestabilidad permanente» apoyada en el proteccionismo de las administraciones públicas, porque «es cierto que se han hecho películas adaptadas a la legislación que han pervertido el funcionamiento económico del sector cinematográfico español».

El profesor opina que pese a que la legislación ha intentado imitar el exitoso modelo francés, basado en un fondo de apoyo, la excepción cultural y cierto “chovinismo” en España «no se ha conseguido consolidar una industria con el suficiente poder económico para mantener una producción continuada» que anime, a la vez, «al público a ver las películas españolas», y ha comentado el caso de la película Ocho apellidos vascos que, en su opinión «es un éxito de recaudación y público», pero que también «es un fracaso porque no crea hábito de cine español».

Por último, Rodríguez Tranche ha comentado las conclusiones del informe de la Academia de Cine Español del año 2012, que señalaba como aspectos a mejorar la promoción, la distribución independiente, la dimensión internacional, la coordinación entre la política estatal y autonómica o la piratería. El profesor universitario ha finalizado su conferencia «El cine español: una crisis permanente» con una valoración de los datos económicos del sector como la evolución del número de películas, espectadores, recaudación, etc.