UNIVERSITAT JAUME I

María Jesús Moro y Angelina Costa, portavoces de Educación del y del , han debatido sobre los cambios que hay que abordar en la gobernanza de las universidades y sobre la necesidad de una financiación estable

El curso de verano de la Cátedra Increa de la Universitat Jaume I sobre el ha iniciado su segunda jornada con un debate parlamentario sobre el gobierno universitario en el que han participado las portavoces de la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados de los dos principales partidos políticos: María Jesús Moro, del Partido Popular, y Angelina Costa, del Partido Socialista. La periodista de El País, Pilar Álvarez, ha sido la encargada de moderar esta sesión.

María Jesús Moro ha iniciado su intervención asegurando que para el PP es una prioridad afrontar la reforma universitaria aunque no lo hará de forma inmediata, «desde el Ministerio de Educación se está trabajando con los rectores algunos temas puntuales que sí queremos abordar de forma inmediata, en los próximos meses, pero no hay un calendario para una reforma integral porque pensamos que hay que hacerla con tranquilidad y con tiento, no podemos convulsionar más el mundo universitario que ya está sufriendo muchos cambios».

Para Moro, antes de afrontar dicha reforma hay que tener claro el modelo de universidad que se quiere y hay que recoger el sentir de la sociedad. En este sentido, se ha mostrado de acuerdo con algunos de los ponentes que participan en el curso y que han demandado más flexibilidad para el sistema universitario, «creo que hay que flexibilizar y minimizar la regulación que afecta a las universidades, pero no desregularizar». La diputada del PP también ha hecho hincapié en que cualquier reforma que se aborde debe realizarse en el marco de un debate tranquilo que ayude al consenso, ha defendido la inclusión de agentes externos en el gobierno de la universidad y ha asegurado que la calidad del sistema también debe afectar a la universidad privada.

En cuanto a la financiación de las universidades, María Jesús Moro ha explicado que la crisis económica ha complicado mucho la situación y hay que retomar un marco de financiación estable. La portavoz popular se ha mostrado partidaria de fomentar que lleguen fondos privados a las universidades, «lo que no supone una privatización», porque figuras como el mecenazgo no se ha entendido ni ha encajado correctamente en España.

Por su parte, Angelina Costa, ha explicado que el Partido Socialista no está a favor de un desmantelamiento del sistema existente, «no creemos que haya que reformarlo todo, porque hay cosas que se han hecho bien, y creo que en esto hay consenso con los rectores y con la comunidad universitaria». Costa también ha remarcado la importancia de que una revisión de esta envergadura se realice con el consenso de todos los agentes implicados, «la estructura de las universidades es muy compleja y no puede hacerse una reforma como la LOMCE» ha advertido.

La portavoz del PSOE ha mostrado su preocupación por el alarmante aumento de universidades privadas y por la posible inclusión, de forma descontrolada, de agentes externos en los órganos de gobierno de las universidades. En cuanto a las universidades privadas, la portavoz socialista ha asegurado que «en los últimos años en nuestro país están aumentando, de forma pasmosa, las universidades privadas, y en muchos casos lo están haciendo sin una regulación adecuada. No estamos en contra de la universidad privada pero sí sólo crecen estos centros se va a desequilibrar todo el sistema» ha afirmado. Por lo que respecta a la inclusión de agentes externos en los órganos de gobierno universitarios, Costa se ha mostrado partidaria de su inclusión «siempre que se haga de forma moderada y explicitando bien sus funciones. No podemos permitir la entrada de agentes externos que muchas veces no son necesarios y que están propuestos por grandes grupos de presión, porque esto desvirtuaría la esencia de la universidad». En su opinión, los agentes externos deben ser reflejo de la sociedad (representantes de partidos políticos, empresarios, sindicatos, instituciones, etcétera) y deben tener una labor consultiva, no determinante.

Para finalizar, la representante del PSOE también ha hablado de la financiación de las universidades, «lo fundamental es conseguir una financiación adecuada, suficiente, con aportaciones públicas y privadas, vinculada a resultados, que venga marcada por la transparencia en la gestión y la rendición de cuentas».