UNIVERSIDAD DE ALICANTE

A nadie escapa que planificar horarios, manejar emociones, pasar por procesos de autorreflexión y autoconocimiento, clarificar nuestros objetivos personales y profesionales, son necesidades a las que, hoy en día, no se presta especial atención, menos dentro del aula, pero son imprescindibles para el desarrollo personal y profesional del individuo. Esto es lo que han llevado a la práctica, durante este curso académico, alumnado de Sociología. Una docena de estudiantes voluntarios de primer y cuarto curso del grado de Sociología han participado en el proyecto piloto “Desarrollo estratégico y liderazgo personal-profesional de alumnas/os en la Universidad de Alicante”, que a propuesta del Servicio de Prevención de la UA, ha desarrollado éste junto al Departamento de Sociología a lo largo de todo el curso académico 2013/2014.

El objetivo de este proyecto piloto de coaching en estudiantes de la UA ha sido fomentar el autoconocimiento y la relación-comunicación con el entorno, el liderazgo personal-profesional y la gestión de las relaciones humanas. Los estudiantes han manifestado su satisfacción respecto a los logros conseguidos. <>, expresaba un alumno de primero de Sociología; o <>, declara otra alumna de cuarto curso de Sociología.

Raúl Ruiz, director del Departamento Sociología I, explica que la elección de alumnado de primero y cuarto curso universitario responde a que ellos son quienes más se pueden beneficiar de este proyecto ya que, tanto unos como otros, han de afrontar determinados problemas de adaptación a nivel curricular y profesional.

Laura Sánchez Menasanch es la técnico del Servicio de Prevención de la UA que ha ejecutado todo el proyecto. Esta es la primera experiencia de este tipo que se realiza en la UA y en la que la confidencialidad es una parte muy importante en todo el proceso. La metodología empleada constaba de entrevistas personales mantenidas por la técnico de prevención con cada uno de los estudiantes, de una hora y media o dos de duración, aproximadamente. En estas sesiones se han trabajado preguntas tales como cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada persona, ver dónde se hallan los bloqueos de cada uno, desarrollar capacidades, trabajar la inteligencia emocional, la autoconfianza y la seguridad en uno mismo. Con todo esto, aclara la técnico del Servicio, la persona va percibiendo la realidad desde otros puntos de vista, considerando otras opciones que antes no se había planteado, hasta llegar a decidir la opción más adecuada para sí mismo. Nadie decide por él, sino que es él mismo quien toma la decisión. El beneficio que se logra es el incremento de la confianza en uno mismo, aumentar la autoestima. <>, asegura Laura Sánchez.

El próximo curso académico 2014/2015, el Servicio de Prevención y el Departamento de Sociología I de la UA volverán a repetir proyecto, dado el éxito obtenido. Tal y como reconoce la técnico especialista del Servicio formada en coaching y que ha ejercido este papel <>.