UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Estudiantes de Historia y Humanidades desarrollarán este verano tareas de campo en la Villa Romana del Casale, en un programa que coordinan las universidades de Sapienza y Enna

Por tercer año consecutivo, los alumnos de la Universidad de Cádiz del grado y de la licenciatura en Historia realizarán durante este verano prácticas de Arqueología en Sicilia. La III edición de las Prácticas de Arqueología en la Villa Romana del Casale (Piazza Armerina, Sicilia) contará con la participación de 20 estudiantes de la UCA que se repartirán en dos turnos durante los meses de agosto y septiembre.

La vicerrectora de Proyección Internacional y Cultural de la UCA, Marina Gutiérrez, acompañada por el director general de Relaciones Internacionales, Juan Carlos García, y la responsable del programa, Lourdes Girón, ha recibido a la expedición estudiantil y les ha hecho entrega de unas camisetas de la UCA. Estas prácticas, dirigidas inicialmente a alumnos de Historia y Humanidades, constituyen parte del programa de becas UCA-Internacional del Vicerrectorado de Proyección Internacional y Cultural de la UCA para fomentar la internacionalización de sus estudiantes, facilitándoles la posibilidad de una experiencia académica en el extranjero.

La excavación de la Villa Romana del Casale está dirigida por la Universidad de Sapienza de Roma, bajo la dirección del catedrático de Arqueología, Patrizio Pensabene, con la colaboración del profesor Paolo Barresi, de la Universidad de Enna (Sicilia). Este yacimiento arqueológico es mundialmente conocido por sus mosaicos, de los que destacan tanto su magnífico estado de conservación como su extensión.

Desde el año 2004 se vienen desarrollado en la Villa Romana del Casale de Piazza Armerina nuevas investigaciones arqueológicas que inicialmente han permitido documentar un posterior asentamiento medieval de la cultura árabe-normanda. Más tarde, a partir de 2007, con motivo de las obras de restauración llevadas a cabo en los mosaicos y en las cubiertas del monumento, las investigaciones se dirigen directamente a la zona de la Villa, realizándose cortes estratigráficos en todas las zonas afectadas por las obras de conservación y restauración de la cubierta, según ha explicado la coordinadora de la UCA. Su estudio ha puesto de relieve la continuidad de la ocupación medieval de la villa. Durante la restauración salió a la luz una nueva pintura en la puerta de entrada con tres arcos, que hizo posible detectar un fuerte carácter militar en la decoración pictórica de la villa, en relación con importantes cargos militares y su posible conexión con los propietarios de la villa. Durante las últimas excavaciones se excavó en la zona sur de la villa, documentándose unas instalaciones termales de menor relevancia que las documentadas en la residencia principal.

En “este marco incomparable es donde los alumnos de la UCA seleccionados para este programa realizarán prácticas de Arqueología”, ha declarado Lourdes Girón. El éxito de las convocatorias anteriores ha motivado que se hayan presentado unos 50 aspirantes para las 20 plazas que finalmente se han otorgado en convocatoria competitiva.

En el curso de estas prácticas, los universitarios podrán experimentar de primera lo que significa el trabajo de campo de un arqueólogo, ya que realizarán tareas de estudio y análisis de diferentes sistemas de registro arqueológico; trabajo de campo consistente en la excavación, registro y documentación de diferentes unidades arqueológicas; análisis de las técnicas de protección y conservación de los materiales (cerámicas, metales, materiales orgánicos, etc.) y trabajos de laboratorio (organización y clasificación de materiales, dibujo de material arqueológico, etc.).

Se pretende que los alumnos aprendan a identificar las unidades estratigráficas y proceder al levantamiento de los estratos; conocer las diversas formas de documentación arqueológica en el campo como en el laboratorio; conocer la importancia de la conservación de estructuras; e identificar actividades humanas que se hayan podido desarrollar en un yacimiento arqueológico. Todo ello, “supondrá una valiosa experiencia a la hora de decidir cuál desean que sea su futuro profesional y por dónde orientarán sus carreras una vez terminen sus estudios”, han señalado desde la UCA.