Next International Business School ofrece unas sencillas pautas para el internauta

La seguridad cibernética es uno de los compromisos más fuertes que mantienen gobiernos y organizaciones

La ciberseguridad es un área que demanda profesionales, por lo que Next IBS, en alianza con S21sec, empieza otra nueva edición del Master in Cybersecurity

Si hace apenas unos meses se calculó que medio millón de ordenadores se infectaron con algún tipo de malware al día, hoy podemos asegurar que esa cifra está a punto de duplicarse debido a la velocidad con la que un virus se propaga.

Nunca más que ahora deberíamos ser conscientes de que la seguridad cibernética es una necesidad primordial, ya que el uso de ordenadores y conexiones a Internet forma parte de la vida de cualquier usuario y se convierte, a veces, en una dependencia. La ciberseguridad se torna en un campo de incalculable valor, y lejos de convertirse en un área relegada a sectores sociales puntuales, el compromiso que muestran tanto empresas como gobiernos se hace cada vez más latente. De hecho, la seguridad cibernética es ya una prioridad para el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU.

Next International Business School, en alianza con S21Sec, especialistas en ciberseguridad, forma a los alumnos en la materia con un programa de posgrado para combatir los delitos cibernéticos, y ofrecen unos sencillos consejos para poder convertirte en un internauta seguro, ya que la red entraña peligros que deben conocerse para poder disfrutar de ella.

1) Sé consciente de dónde estás

La mejor forma de enfrentarte a los riesgos es conocer sus peligros. Lo más importante es proteger tu privacidad, recordando que muchas veces las redes sociales pueden convertirse en tu mayor enemigo, ya que a través de ellas haces pública demasiada información sobre ti. Piensa antes de publicar nada.

2) Antivirus

Además, ¿conoces las prácticas más dañinas para tu equipo? Hay errores que un usuario común comete a diario y que desconoce, y que pueden conllevar un robo de identidad o un acceso a la banca en línea. Un “malware” puede llegar si no utilizas un antivirus, por ejemplo, que analice tus descargas. Además de tenerlo, hay que actualizarlo. Esta es la primera “ley” de defensa contra el ciber crimen y el fraude online, aunque debe completarse con el resto de prácticas seguras que proponemos.

3) Instala un cortafuegos

Asegúrate de que tu sistema operativo cuenta con uno. Un cortafuegos es un software que evita conexiones en Internet no deseadas e impide también que un atacante externo acceda a puertos que no utilizas en tu equipo y puedan robarte datos personales. También puedes acceder al software de tu servidor de seguridad yendo a panel de control- centro de seguridad- cortafuegos de Windows y activarlo.

4) Actualiza tu navegador

Los virus infectan el ordenador a través de los agujeros del sistema operativo y el navegador. Los fabricantes suelen proteger los programas a través de actualizaciones, así que, para despreocuparte, puedes activar las actualizaciones automáticas del navegador y demás aplicaciones.

5) Cuida las descargas

Lo primero, contrasta la información en internet, hay muchas noticias falsas que pueden llevarte a descargas fatales. Un click puede traer consecuencias terribles, así que no seas ingenuo y permanece alerta. Cuando descargues algo, hazlo de los ficheros de fuentes que sean fiables y si es posible de páginas oficiales.

6) Ojo a tu correo

Lo mismo con los links y correos que puedan llegarte de remitentes que no conozcas. Si dudas de la identidad de alguno, elimínalo directamente. Lo mismo con ficheros y adjuntos que despierten tus sospechas. No abras nada de lo que no estés seguro, tanto en el correo electrónico como en las conversaciones a través del chat o en tus redes sociales.

Ten en cuenta además, que cuanto menos facilites tu cuenta, menos spam recibirás y menos publicidad indeseada llenará tu bandeja de entrada.

7) Seguridad en tu contraseña

Intenta buscar una contraseña que sea diferente en cada aplicación y site en que te registres. Si alguien accede a una de tus cuentas y tienes la misma contraseña en todo, estás perdido. Ten cuidado cuando te pidan una contraseña: normalmente, en los servicios técnicos, evitan pedirlas, al igual que los demás técnicos respetables.