UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Luis Moreno, especialista en infantil, advirtió en la Universidad de Navarra de que la falta de actividad física se relaciona con el actual acceso a las tecnologías

Luis Moreno, catedrático de Metodología de Investigación de la Universidad de Zaragoza, afirmó en la Universidad de Navarra que “alrededor del 30% de los niños españoles en educación primaria tienen , y de ellos un tercio son obesos”. Estos datos, según alertó el experto durante la XVI Reunión de la Sociedad Española de Nutrición celebrada en la Facultad de Farmacia, responden “a la multitud de comportamientos sedentarios que los niños pueden adoptar y que, en algunas ocasiones, realizan incluso a la vez”.

Estos comportamientos están asociados al actual acceso a las tecnologías desde niño: “Un adolescente es capaz de ver la televisión, tener un ordenador portátil en sus piernas, estar conectado al teléfono móvil y usar los tres a la vez”, afirmó Moreno.

Aunque aún está poco estudiada la trascendencia de estas conductas, continuó el experto, sí se conoce que “el comportamiento más perjudicial para la salud es ver la televisión porque es el más pasivo: solo recibes información, que no siempre es la más adecuada desde el punto de vista de la nutrición o de la alimentación, o incluso de los estilos de vida; y mientras no haces ninguna actividad. Además, esto permite consumir alimentos que tampoco suelen ser los más beneficiosos”.

Ver la televisión en familia

Según el profesor Moreno, el sobrepeso y la obesidad infantil “están más influidos por el sedentarismo que por la alteración en los patrones de alimentación ocurridos en los últimos años”. “Ya no importa tanto el tiempo de dedicación a una actividad sedentaria, sino la multitud de posibilidades que ofrece la tecnología asociadas con estos comportamientos pasivos”, continuó el experto.

Uno de los determinantes principales que favorecen el sobrepeso y la obesidad es el de tener televisión en la habitación (entre el 30 y 40% de los adolescentes europeos la tienen). Evitar esto es fundamental por lo que Moreno recomendó “ver poca televisión y en familia, además de hacer mucha actividad física, también en familia”.