UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La pamplonesa Ana Choperena analiza este conflicto como catalizador del cambio de la doméstica a la profesional

La Enfermería como profesión se remonta a la Guerra Civil americana. Esta es una de las conclusiones de la tesis doctoral de Ana Choperena (Pamplona, 1980), profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra.

Su trabajo ‘Memorias de enfermeras en la Guerra Civil americana: de la dimensión doméstica a la profesional’, ha estado dirigido por Jaume Aurell, profesor titular de Historia de la Universidad de Navarra; y codirigido por Julie Fairman, catedrática en Historia de la Enfermería de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos).

Con el estudio de las autobiografías de trece enfermeras que estuvieron en el frente como fuente principal de investigación, Choperena aporta tres ideas principales: la Guerra Civil americana (1861-1865) es el catalizador del cambio del estatus de la enfermería porque aparecen indicios de profesionalización; supone un trampolín para la mujer que empieza a ser reconocida en la esfera pública; y este estudio profundiza en la identidad de la profesión contribuyendo al conocimiento de sus orígenes y a su avance disciplinar.

Indicios trascendentes para la profesionalización de la Enfermería

Según la nueva doctora, el objetivo de este trabajo “era estudiar un tema que tuviera transcendencia internacional para la disciplina, porque la evolución de los cuidados en Enfermería se entienden mejor de manera global que atendiendo a contextos específicos”.

Esto llevó a la investigadora a ampliar el enfoque nacional que tradicionalmente tienen los historiadores de esta materia en España. Así, su tesis analiza la Guerra Civil Americana como desencadenante de la profesionalización de la Enfermería, escenario en el que “surgen las primeras enfermeras líderes”.

Aunque en esos años de combate “todavía no se puede hablar de una enfermería profesional, porque aún sigue muy vinculada al ámbito doméstico y al rol de la mujer con connotaciones maternales, sí se produce un cambio en el que se empiezan a perfilar indicios de lo que acabará siendo la profesionalización de la Enfermería”. Entre estos, destacan la aparición de nuevos perfiles profesionales (se vislumbran las primeras muestras de liderazgo y gestión), surge la especialización de los cuidados (resultado del necesario reparto de tareas), se institucionaliza la Enfermería en el contexto anglosajón (donde empiezan a emerger hospitales como centros de atención sanitaria de calidad) y comienza “la lucha por las pagas como justificación profesional de su trabajo”.

Ana Choperena es diplomada en Enfermería por la Universidad Pública de Navarra, licenciada en Humanidades y Máster en Ciencias de la Enfermería, ambas titulaciones por la Universidad de Navarra. Durante siete años trabajó en la Clínica Universidad de Navarra en la Unidad de Hemodiálisis. Desde 2008 es profesora de la Facultad de Enfermería con la asignatura “Historia de la Enfermería” y, desde el curso 2013-2014, también imparte Fundamentos Filosóficos y Metodológicos de la Enfermería.