UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Siete estudiantes de la Universidad de Navarra han participado en la VI Campaña de excavaciones arqueológicas

El último domingo de julio finalizó la VI Campaña de excavaciones arqueológicas en la ciudad romana de , en la Comarca de las Cinco Villas (Aragón). Siete estudiantes de la Universidad de Navarra -tres de ellos navarros- han participado en esta campaña, en la que han trabajado un total de 27 alumnos de universidades como la Complutense, CEU, Rey Juan Carlos, Zaragoza, UNED de Tudela, y la francesa Pau.

Los Bañales fue un municipio romano que se desarrolló muy rápidamente entre el siglo I a. C. y el III d. C., de manera que una legión construyó allí un acueducto e importó mármol de Carrara. Sin embargo, con el paso del tiempo, la ciudad cayó en el olvido hasta el punto de que se desconoce con seguridad cuál era su nombre. Los trabajos de este verano se han centrado en tres zonas: el pórtico oriental de la plaza pública de la ciudad romana (foro); uno de los espacios del criptopórtico (galería subterránea); y una zona doméstico-artesanal en la parte inferior de la ciudad.

En la primera se ha delimitado el cierre de la plaza y se han localizado evidencias del poblamiento anterior a su construcción, seguramente de época prerromana; en la segunda se ha encontrado la fachada meridional de la plaza y un par de contrafuertes. En la relacionada con actividades domésticas -en la que se está trabajando desde 2009- se ha demarcado el muro de una habitación y se han encontrado restos de cerámicas y agujas de hueso.

Numerosos fragmentos de esculturas romanas

Asimismo, en el segundo contrafuerte de los criptopórticos del foro se ha llegado a un nivel de excavación en el que han aparecido numerosos fragmentos de esculturas romanas, algunos de ellos de gran calidad artística.

Jesús Dorado, estudiante de Historia y Periodismo de la Universidad de Navarra, formaba parte del grupo que encontró diversas piezas: “Una parte de una coraza adornada con un tropaion (trofeo) hecho con las armas de celtas vencidos, que encajaba a la perfección con otro fragmento de la misma coraza, la parte inferior, encontrada el año anterior; dos manos, una que parecía imperial por el anillo que portaba y otra perteneciente a una estatua femenina; un cuello, también femenino, sin cara; y la parte posterior de una cabeza que incluía una oreja y que formaría parte de algún retrato imperial”.

“Podría pertenecer a cualquier espacio del foro o a alguno de los edificios públicos a él asociados, tal vez el templo o la basílica”, afirma Javier Andreu, director de la excavación.

La campaña finalizó con una jornada de puertas abiertas en la que pudieron contemplarse los distintos hallazgos arqueológicos que han tenido lugar durante estas semanas y a la que asistieron más de 750 personas.

Por parte de la Universidad de Navarra han participado en estos trabajos seis estudiantes de Historia y Periodismo: los navarros Iosu Barragán y Paula Ollo, Jesús Dorado, Adela Duclos, Teresa Reina y Garazi Rezabal; así como el navarro Julen Azcona, alumno de Historia.