1. Ser puntual.- Asistir a la Escuela y a sus clases en los horarios establecidos.

2. Cuidar su apariencia personal (cuerpo, vestido, etc.). Nunca tendrá una segunda oportunidad de dar una primera impresión positiva.

3. Transmitir una actitud positiva hacia los demás.- A través de sus actos.

4. Ser cortés y atento.- Saludar a todas las personas mayores y a sus compañeros, ponerse de pie cuando ingresa el docente o una persona mayor al aula. Usar en el momento oportuno las palabras por favor, gracias, disculpe, levantar la mano para intervenir en clase y evitar el uso de palabras soeces.

5. Ser responsable.- Presentarse a las evaluaciones (exámenes) en las fechas señaladas y cumplir con la presentación de los trabajos oportunamente. Devolver los libros u otros materiales prestados. Cumplir con los compromisos contraídos. Rendir académicamente al máximo.

6. Ser colaborador.- Con sus compañeros, profesores y autoridades.

7. Identificarse con la Escuela.- Participando activamente en todas las actividades programadas.

8. Ser veraz y honrado.- En todas las acciones que realice y con todas las personas que se relacione; evitar apropiarse de objetos que no le pertenecen, evitar plagiar y/o corregir en trabajos y exámenes. No inventar excusas cuando incumpla con sus exámenes, trabajos, comisiones o se le llame la atención. Reconocer sus errores, no culpando a otras personas.

9. Ser eficiente en su rendimiento académico.- Aprobar todas las asignaturas. No postergar las evaluaciones. Estudiar y ser metódico en sus actividades.

10. Ser cauto.- En sus relaciones sentimentales, evitando realizar actos reñidos contra la moral, decencia, decoro y buenas costumbres.

11. Ser cumplidor de los valores éticos y morales.- A través de su práctica.

12. Ser respetuoso.- Con las autoridades, docentes, administrativos y compañeros de estudios; así como con las personas que visiten nuestra Escuela o Facultad.

13. Saber escuchar.- Dejar de hablar, evitar las distracciones, concentrarse en lo que la otra persona esta diciendo, buscar el significado real de las palabras y darle la realimentación correspondiente.

14. Mantener la sonrisa natural.- Le permitirá ser agradable ante las otras personas, actuando con naturalidad.

15. Desarrollar el hábito de la lectura.- Acostúmbrese a tener un libro en la mano y notará que es el mejor amigo, con quién conversará cuando lo desee. Elija libros instructivos, interesantes, sanos. El espíritu necesita alimentarse, como se alimenta el cuerpo. No sólo de pan vive el hombre, sino también de sabiduría y esta la encontrará en los buenos libros, compañeros deliciosos y queridos, de enseñanzas útiles. Haga de la lectura un hábito tan indispensable como la respiración.

Estimado alumno (a) recuerda:

“Que sin el esfuerzo de tu parte, jamás llegaras a la cumbre de una montaña. No te desanimes a la mitad del camino; sigue adelante, por que los horizontes se tornaran amplios y maravillosos a medida que vayas subiendo. Pero no te engañes, porque solo alcanzaras la cima de la montaña, si estas decidido (a) a enfrentar el riesgo del camino”.

Ten presente, que:

“La humildad consiste en el conocimiento perfecto de lo que somos y podemos, sin ilusionarnos con cualidades que no tenemos.
Humildad no es una actitud del cuerpo ni el tono de voz, es una actitud del espíritu, que sabe lo que es y lo que puede; que no necesita hacerse valer ante los otros; vale, por si mismo”.

Noticia clasificada como: Ayuda en la universidad

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed