UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Fruto de un convenio de colaboración con la asociación provincial ASPALI

Cuatro personas con Síndrome de Asperger han iniciado esta mañana sus prácticas en tareas administrativas no laborales en distintas conserjerías de la Universidad de Alicante. La iniciativa ha sido posible gracias a un convenio suscrito con la Asociación Aspali de la provincia de Alicante, que en la actualidad cuenta con alrededor de 250 personas asociadas.

El acto protocolario de la firma ha contado con la participación del rector, Manuel Palomar y la presidenta de Aspali, Ezkarne Carazo, así como con la presencia del gerente de la institución, Rafael Pla. Según Carazo, una de las prioridades de la Asociación “es dar a conocer el trastorno al público en general, pero principalmente en los ámbitos educativos”. Para ello, el próximo día 4 de octubre celebrarán su quinta jornada informativa en el Paraninfo, que contará con la presencia institucional de la Universidad de Alicante.

El programa de prácticas recién iniciado se enmarca en el Programa de Empleo SILA, que lleva a cabo la Asociación. Se trata, como explica la presidenta, “de una preparación de calidad conducente a la obtención de la máxima competencia laboral en el desempeño de su futura actividad profesional”. Las prácticas, de carácter formativo, se realizarán durante dos meses en los servicios de Cultura y Deportes y las facultades de Ciencias y Económicas.

El rector, Manuel Palomar, se ha mostrado interesado en las necesidades específicas del colectivo y ha expresado su intención de abrir nuevas vías de colaboración. No en vano, una de las líneas de investigación de su departamento, el de Lenguajes y Sistemas Informáticos, trabaja en el desarrollo de tecnologías aplicadas a la sistematización del lenguaje para las personas afectadas por este tipo de trastornos.