UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Telefónica y la Universidad de Navarra organizan en Madrid la conferencia ‘Corresponsabilidad fiscal: un desafío para España y Europa’

El economista Ángel de la Fuente restó hierro ayer a la dimensión económica de los problemas de encaje territorial de las regiones españolas, ya que en su opinión “son diferencias bastante modestas, del orden del 1% del PIB. Son asuntos que debemos abordar, pero tienen una magnitud manejable”, afirmó.

De la Fuente impartió la conferencia ‘Corresponsabilidad fiscal: un desafío para España y Europa’, en un acto organizado por la Fundación Telefónica y el Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra. El economista reconoció al centenar de personas que se congregaron para escucharle que “la discusión sobre si la tarta está bien repartida o no es universal e intemporal. Pero por desgracia en nuestro país es muy acalorada y muy intensa. Todos nos sentimos maltratados a la vez”.

Apoyándose en datos fiscales homogeneizados para los diferentes territorios de España, que extrajo de un estudio elaborado por él mismo, de la Fuente concluyó que “dos tercios de los saldos fiscales regionales vienen de una cosa muy sencilla: en los lugares en los que hay más renta per cápita se pagan más impuestos”. Una realidad que consideró “adecuada” y que quiso alejar de “supuestos maltratos”. Así, en las regiones ricas -como el País Vasco, Madrid y Navarra- se pagan más impuestos; mientras que el patrón de gasto no es regular, “depende de diversas necesidades; por ejemplo si una región tiene una población muy envejecida es normal que sea destino de más gasto que otra, porque las pensiones son la partida más grande de gasto público”, recalcó el ponente.

Racionalidad frente a sentimientos de agravio

Algunas “desviaciones llamativas” afectan a las comunidades forales, que cuentan con haciendas propias. De la Fuente enfrentó sus datos a algunas opiniones erróneas firmemente asentadas en la opinión pública. El economista aseguró que la inversión en infraestructuras “no tiene ningún peso en el reparto desigual de gasto público por regiones”, y “tampoco la protección social tiene un efecto muy grande”. Sí lo tienen partidas de regulación y promoción económica relacionadas con la agricultura, ya que “tenemos una política agraria descabellada”, en su opinión.

“Las balanzas fiscales son complicadas, y hasta ahora los análisis solían consistir en sumar todo, restar todo y llegar a la conclusión de que me roban tanto. Se han usado más como instrumentos de agitación y propaganda para orientar el voto y excitar el agravio que como radiografía detallada”, defendió.

La conferencia de Ángel de la Fuente originó un debate posterior con miembros del público, como Santi Aurell, director del Instituto de Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra; Rafael Alvira, miembro del patronato del Instituto; Carlos López Blanco, de Telefónica; y, entre otros, los empresarios Enrique Sendagorta y Martín Fluxá. El presidente del Instituto de Empresa y Humanismo, Eduardo Olier, fue el encargado de presentar al ponente.