UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

La congelación de las tasas en la UR por el ejecutivo regional, no supone sino el mantenimiento de un sistema injusto e inasumible para muchos estudiantes y familias riojanas que atenta contra la igualdad de oportunidades.

El presidente del Consejo de Estudiantes, , se ha referido al anuncio del ejecutivo regional de congelar las tasas en la Universidad de La Rioja. En palabras de Espiga, <>.

Los actuales precios en segundas, terceras y cuartas matrículas suponen un incremento del coste de las mismas desproporcionado e inasumible para numerosos estudiantes de la UR. A modo de ejemplo, una asignatura de 6 créditos del Grado en Ingeniería Agrícola, aumenta de 21,21€ en primera matrícula a 42,43€, 91,93€ y 127,28€ en segundas, terceras y cuartas sucesivamente, haciendo que una sola asignatura pueda aumentar su coste de 127€ a más de 700€.

Estos datos, señala Espiga, no pueden ser sinónimo de alegría alguna y más cuando el propio Consejo de Estudiantes recibe consultas de alumnos que no han podido hacer frente al pago de sus matrículas y tienen que plantearse abandonar sus estudios en la UR.

Para paliar esta situación, la propia Universidad de La Rioja, con el apoyo del Consejo de Estudiantes, lanzó una “Convocatoria de Ayudas para Estudiantes en Dificultades Económicas de Urgente Necesidad”. Con este fondo social, la UR trata de impedir que ningún estudiante tenga que verse expulsado de la universidad por razones de índole económico. Sin embargo, señala Espiga, <>.

Por último, Espiga ha asegurado que el Consejo de Estudiantes seguirá ofreciendo apoyo y asesoramiento a los estudiantes de la UR, para que se garanticen sus derechos como estudiantes de la Universidad de La Rioja y la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior.