UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Se trata de imágenes coleccionadas en la etapa italiana del pintor

Una colección de 500 fotografías antiguas, datadas a finales del siglo XIX y principios del XX, han sido donadas al Centro de Tecnología de la Imagen de la Universidad de Málaga por el pintor , que ha suscrito un convenio a tal fin con la rectora, Adelaida de la Calle.

La donación tiene un carácter excepcional, por cuanto que se trata de un material que aglutina, entre otras cosas, retratos de estudio, albúminas e imágenes de prensa de la agencia Cifra. Casi todos estos positivos fueron coleccionados por Chicano en la etapa en que vivió en Italia. Según confesó en su comparecencia ante la prensa, en aquellos tiempos acudía al Club de la Prensa Malagueña y allí se hacía “con unas fotografías estupendas” que se incluían en revistas europeas, como Life o Vogue.

“Yo fui uno de los que salió a gritar a la calle para pedir que Málaga tuviera una Universidad; por eso me siento muy honrado de que este material que coleccioné vaya a parar al CTI, un modelo de archivo cuidado y organizado”, declaró Chicano.

Añadió que las 500 imágenes se encontraban en una caja de su estudio, merced a su interés “por conservar lo interesante”, y que eligió al Centro de Tecnología de la Imagen por la relación que tiene desde hace tiempo con este departamento de la UMA, iniciada cuando contactó con su responsable, Javier Ramírez, para desarrollar una serie sobre paisajes.

Ramírez, por su parte, destacó la importancia de la donación, especialmente “por las albúminas interesantísimas que contiene, y que completan el caudal icónico del CTI, que ya supera las 700.000 imágenes”. La copia a la albúmina era un procedimiento fotográfico de positivado en papel, por contacto directo, a partir de un negativo (generalmente de vidrio al colodión húmedo), que a finales del siglo XIX fue el tipo de copia positiva más utilizada por los fotógrafos.

En cuanto al interés nostálgico de la donación, Eugenio Chicano se mostró especialmente orgulloso de los retratos de Concha Piquer y de Garibaldi, así como de las imágenes de la agencia Cifra.

La rectora, por su parte, destacó la importancia plástica y documental de la colección de Chicano, que se quedará en custodia en el CTI en las condiciones adecuadas para que perdure el soporte químico. Los profesionales de este departamento de la UMA también digitalizarán las imágenes para ponerlas así al servicio de la sociedad malagueña.