UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

Andrés Herrera ha leído su trabajo de investigación en la UPNA

Andrés Herrera Feligreras, licenciado en Historia por la UPV/EHU, ha profundizado en su tesis doctoral en las razones por las que España” tiene una presencia tan reducida en un espacio tan crucial en la política, seguridad y economía internacionales como es la República Popular ”. Una de las conclusiones de su investigación, leída en la Universidad Pública de Navarra, es que “a pesar del interés de la Administración por incrementar los flujos comerciales y de inversión, se choca con las limitaciones de competitividad internacional de la economía española, un tejido productivo sesgado hacia productos de menor contenido tecnológico, poca experiencia en mercados culturalmente lejanos y un modelo de inversión en el exterior hasta cierto punto incompatible con el modelo asiático de captación de inversiones”.

La tesis “España y China: del reconocimiento diplomático a la asociación estratégica integral (1973-2005)” ha sido dirigida por los profesores Emilio Majuelo, de la Universidad Pública de Navarra, y Mario Esteban, de la Universidad Autónoma de Madrid, y ha obtenido la calificación de Sobresaliente cum laude.

En el trabajo se hace un análisis de la evolución que las relaciones España-China han tenido en los últimos 40 años. Se considera un acierto la intensificación de relaciones políticas a partir de los años noventa y la puesta en marcha del Plan Marco Asia Pacífico (200-2004), perfeccionado en dos planes posteriores (2005-2008 y 2008-2012). Sin embargo, el autor hace hincapié en que “la materialización de todo ello fue más fruto de una serie de nombres propios que de una reflexión de Estado”. Así, recuerda que “en los años 90 España tenía unas capacidades limitadas y concentró su interés y recursos en construir una relación privilegiada con Europa, América Latina y el Mediterráneo”.

El impulso del Plan Asia y siguientes “produjo un avance y han logrado que España y China tengan las mejores relaciones de su historia, pero el hecho es que a pesar de la sintonía política, España no tiene ninguna influencia en China; en 2007, de las 600.000 empresas extranjeras implantadas en China, solo 500 eran españolas; y la inversión española es del 0,3% del total de la inversión extranjera en la república popular y el déficit sigue creciendo”.

Posibles causas

Según señala Andrés Herrera, “lo que ha ocurrido es que a pesar del interés de la Administración por incrementar los flujos comerciales y de inversión, la economía española tiene limitaciones de competitividad internacional, un tejido productivo sesgado hacia productos de menor contenido tecnológico, poca experiencia en mercados culturalmente lejanos de las empresas españolas y un modelo de inversión en el exterior hasta cierto punto incompatible con el modelo asiático de captación de inversiones”.

Tal y como expone en las conclusiones de su investigación, “a todo esto hay que añadir que diversos estudios han demostrado que el éxito de las multinacionales españolas en el exterior obedece a la destreza de sus recursos humanos”. En opinión del autor de esta tesis doctoral, “la falta de tradición de estudios chinos en España, que surtan a la Administración y a las empresas de conocimiento sobre China, ha actuado como un coste de transacción y un limitador en las operaciones económicas con ese país. Esa falta de tradición de estudios chinos en particular y sobre Asia oriental en general, es una cuestión que distingue a España de los países de su entorno”.

Andrés Herrera-Feligreras es Licenciado en Historia por la Universidad del País Vasco/EHU y Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial por ESIC-Business & Marketing School. Durante diez años, hasta 2005, su actividad profesional transcurrió en el ámbito de la consultoría estratégica y de formación. A partir de 2005 ha estado vinculado a las relaciones entre España y el mundo chino: ha sido investigador y profesor de IPES, consultor senior en FUDE y coordinador de la Red Navarra de Estudios Chinos, de la que también fue asesor principal. Recibió una ayuda predoctoral de la Universidad Pública de Navarra (2008-2012) y ha realizado estancias de investigación en la Universidad Wenzao y Universidad Nacional de Taiwán, en esta última gracias a una Taiwan Fellowship del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de China (Taiwán). Actualmente es editor de Yuanfang Magazine (www.yuanfangmagazine.com) y colabora con Emergia Partners.