UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

En la misa de apertura de curso de la UCV que ha presidido hoy

El arzobispo electo de Madrid y administrador apostólico de la archidiócesis de Valencia, , ha manifestado esta mañana, que “lo que tenemos que hacer cada cristiano y cualquier institución que se llame católica no es crecer por proselitismo sino por atracción, como quiso Jesucristo”, y ha alentado a “vivir en el trabajo diario la diversidad en la unidad”, porque la diversidad sin unidad “lleva al fracaso absoluto”.

En la misa de apertura de curso 2014-2015 de la Universidad Católica de Valencia, “San Vicente Mártir” (UCV), que ha presidido esta mañana en la capilla del campus de Santa Úrsula, el prelado, que es también gran canciller de la UCV, ha asegurado en su homilía que “la aportación que tiene que hacer la Universidad es construir en este mundo una familia que no mate sino que de vida, que no eche en cara sino que considere al otro siempre más importante que uno mismo, que no divida sino que busque por todos los medios la unión para un proyecto común, dar rostro a Nuestro Señor Jesucristo”

Según monseñor Osoro, “en este momento en que en el mundo aparecen tantas verdades a medias y en el que hay una enfermedad gravísima que afecta al ser humano, la de de las “3 ds”, desdibujamiento , desesperanza y desorientación, la UCV tiene la misión de mostrar la esperanza, la orientación y el dibujo que tiene el ser humano, que es el que le da Jesucristo, y hacer visible el rostro de Dios en esta historia, un Dios que es padre”.

Igualmente, el prelado expresado en su homilía que “hay una persona que para mí ha sido y sigue siendo clave en mi vida, y ojalá me ayude en mi ministerio, que es San Pedro Poveda, al que uní mi vida desde el inicio de mi ministerio sacerdotal y que tiene una expresión preciosa en un cuadro que he llevado siempre conmigo, de Orense a Asturias, de Asturias a Valencia y ahora de Valencia a Madrid: Los seres humanos se distinguen por ser capaces de hacer posible lo que hizo posible Jesús en el camino de Emaús, que quienes estén con él, siendo para ellos un desconocido, le pidan“`quédate con nosotros´”.

“Fracaso absoluto de la diversidad si no hay unidad ni catolicidad”

La UCV “tiene como misión mostrar con palabras, pero sobre todo con obras, que Jesús es el Señor, y esto nos impone buscar más la verdad y dejar de ocuparnos de nosotros mismos”, ha subrayado el prelado, que ha hecho una llamada también a “vivir en el trabajo diario la diversidad en la unidad y en la catolicidad”.

En este sentido, monseñor Osoro ha defendido que “lo que nos identifica no son las diversas maneras, métodos o modos con las que os habéis encontrado con el Señor, todas ellas legítimas y aprobadas por la Iglesia, sino lo que nos une, es la vida que nos ha dado Jesucristo a través del Bautismo, un solo Bautismo y unidos en un solo Espíritu”. De lo contrario, la diversidad sin unidad lleva al “fracaso absoluto de toda institución, y de una Universidad que es católica”.

“Deseo que ayudéis al cardenal Cañizares como lo habéis hecho conmigo”

Monseñor Osoro, que ha iniciado su homilía enviando a todos los participantes un saludo del arzobispo electo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares, la ha concluido también expresando su deseo para la UCV de que “lo mismo que yo he recibido la ayuda de vosotros en este tiempo, ayudéis también al cardenal Antonio Cañizares, vuestro futuro gran canciller, y que pongamos todos siempre en medio de nuestra Universidad a Jesucristo, que está en el centro del ser humano”.

En la misa, en la que han concelebrado los capellanes de la UCV, han participado los máximos responsables de la institución académica, encabezados por el vice gran canciller de la UCV, José Tomás Raga, y el rector, José Alfredo Peri; la rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Rosa Visiedo, rector de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Henri Bouché; rector de la Universidad Europea, José Enrique Fernández del Río; director general de Universidades de la Generalitat Valenciana, Felipe Palau, decanos de las facultades de Teología y del Instituto Pontificio Juan Pablo II, miembros del patronato de la UCV, profesores y personal no docente.