UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra acoge unas jornadas sobre la flexibilidad en la calidad de los centros educativos

La Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra acoge hoy y mañana unas jornadas para reflexionar sobre la importancia de la flexibilidad en la calidad del centro educativo.

En el encuentro han participado ponentes procedentes de universidades como Cambridge y Barcelona, y de instituciones como el Ministerio de Educación, Oxfam Intermón y el Museo Thyssen-Bornemisza. La apertura del curso ha contado con el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, José Iribas; el vicedecano de Investigación de la Facultad, Ángel Sobrino; y la vicedecana de Alumnos, Carolina Ugarte.

La ponente Alison Peacock, directora de la escuela Wroxham (UK), colabora en el proyecto de investigación de la Universidad de Cambridge titulado ‘Aprendizaje sin límites’, que explora las posibilidades de transformación de las relaciones y estructuras para incrementar la libertad para aprender. “Desde la comunidad educativa escolar se puede trabajar para construir un ambiente de aprendizaje inclusivo, humano y capacitador para todos y cada uno, un lugar libre de prácticas rígidas y modos de pensar deterministas en torno al concepto de habilidad”, ha afirmado.

Para Alfonso González Hermoso de Mendoza, ex director general de evaluación y cooperación territorial del Ministerio de Educación, la educación se enfrenta a una “transformación organizativa y de procedimientos, si quiere responder a los retos que demanda la nueva ciudadanía”. A su juicio, las TIC juegan “un papel fundamental”, pero no como fin en sí mismas sino “como instrumento para preparar a las personas, para el aprendizaje de nuevos contenidos adaptados a esos retos sociales que los alumnos tendrán que afrontar”.

Teresa Romañá, profesora titular de la Universidad de Barcelona y experta en educación ambiental y espacios pedagógicos, ha considerado que “los espacios escolares deben ser habitables para ser educativos”. Según ella, “en este diálogo espacio-educación se fomenta la participación activa y la convivencia”.

Asimismo, “el papel directivo en una organización social y/o educativa tiene unas posibilidades y límites que necesariamente deben explorarse para poder materializar la flexibilización”, tal como ha expresado Pilar Orenes, directora del Departamento de Personas y Organizaciones de Oxfam Intermón.

La práctica de esta flexibilidad educativa ha sido objeto de debate en las diferentes experiencias que han expuesto los participantes en la mesa redonda programada por el curso.