UNIVERSITAT DE VALENCIA

Cristina Andreu Nicuesa, psicóloga forense del Instituto de Medicina Legal de Zaragoza, profesora del Máster Psicología Intervención en Psicología Clínica y de la Salud de la Universidad de Valencia, ha recibido la Cruz de la Orden del Mérito Policial. Su investigación se centra en la personalidad de los abusadores sexuales.

Andreu obtuvo en 2014 su doctorado en Psicología por la Universitat de València con la máxima calificación. Su investigación determina que las características de personalidad influyen en el modus operandi del abusador sexual de menores. La prevención del abuso sexual infantil pasa por la identificación de características sociodemográficas, criminológicas y psicológicas del abusador, así como patrones de comportamiento abusivo del agresor, que puedan contribuir a la valoración del riesgo y al desarrollo de programas preventivos.

Esta investigación es fruto de colaboración entre el personal del Instituto de Medicina Legal de Aragón y los catedráticos de la Facultad de Psicología de la Universitat Pilar Barreto, Amparo Oliver y José Manuel Tomás.A partir de más de 200 expedientes de condenas por delitos sexuales contra menores, se determinó tres patrones abusivos bien diferenciados:

Patrón Intimista: mostraban afecto, promesas o regalos, besos, desensibilización progresiva al abuso y aproximación y abuso mediante engaño. Tenían características de personalidad evitativo/fóbicas, dependencia emocional, y en menor medida depresiva, así como una relación más débil con la existencia de ansiedad y/depresión, y una relación negativa con el grado de psicopatía.

Patrón Agresivo: con conductas abusivas de utilización de la fuerza, lenguaje abusivo, amenazas, penetración anal y obligar al menor a practicar sexo oral sobre el agresor tenían una asociación significativa con significativas en las escalas de narcisismo, antisocial, agresivo/sádico, paranoide, delirio psicótico y una relación positiva con la psicopatía. Este patrón también se relacionó con el número de antecedentes penales por delitos no sexuales y con la gravedad de las lesiones físicas en el menor.

PatrónCriminal-Oportunista: con características abusivas de agresor desconocido, bajo los efectos del alcohol, que utiliza la violencia instrumental, presentaron características de personalidad narcisistas, antisociales y, marginalmente, psicopáticos de menor intensidad que en el patrón Agresivo, pero en los que el alcohol parecía desempeñar un rol importante como desinhibidor. Se obtuvo una mayor relación que en el resto de patrones en antecedentes psiquiátricos.

La trayectoria de Cristina Andreu ha sido merecedora de esta distinción, pues tiene aplicación directa tanto en la investigación policial como en la evaluación psicológica forense. En la actualidad, desde Zaragoza (centro de referencia en investigaciones forenses basadas en Potenciales Evocados Cognitivos P300 y N400), se colabora con equipos de investigación policial y se sigue avanzando en un conocimiento operativo más extenso que contribuya a la prevención de esta forma de maltrato.