UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

· La investigación, dirigida por el profesor de Medicina de la CEU-UCH de Castellón Enrique Rodilla, ha sido premiada en el congreso internacional Artery Conference 2014, celebrado en Maastricht

· La medición de esta rigidez arterial podría ser el mejor elemento predictivo de la , principal factor de riesgo de las patologías cardiovasculares, que son la primera causa de mortalidad en España

La sociedad científica internacional para el estudio del sistema arterial, Artery, ha premiado la investigación del doctor Enrique Rodilla Sala, profesor de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Castellón, durante su último congreso internacional, celebrado en Maastricht. La investigación del doctor Rodilla ha demostrado que la determinación de la rigidez de la pared arterial mediante la velocidad de la onda de pulso, medida por tonometría de aplanamiento, posee un valor predictivo para la aparición de la hipertensión arterial, sugiriendo que es la rigidez arterial la que provoca la hipertensión, y no al revés, es decir, no se trata de una consecuencia de la presión sanguínea alta. La adecuada medición de este grado de rigidez puede ser, por tanto, el mejor indicador para predecir esta patología.

Según señala el profesor Rodilla, “la hipertensión arterial, definida como valores de presión sanguínea mayores de 140/90 mmHg, representa una de las patologías más frecuentes en la sociedad moderna y es el factor de riesgo más importante de la enfermedad cardiovascular, que continúa siendo la causa de muerte número uno en España. Sin embargo, en la inmensa mayoría de los casos se desconoce el mecanismo que la produce”. Por el contrario, en el caso sus efectos, se han desarrollado en los últimos años técnicas de investigación que permiten medir los daños asociados a la presencia de hipertensión, tanto a nivel del sistema vascular, como en el cardíaco y en el renal.

Dado que en pacientes hipertensos las arterias son más rígidas, es decir, sus paredes son menos elásticas, “la pregunta que nos planteamos al inicio de esta investigación fue si es la hipertensión arterial la que endurece las arterias o son las arterias rígidas las que hacen subir la tensión”, señala el profesor de Medicina de la CEU-UCH.

Causa o consecuencia

En la investigación premiada, se estudiaron 125 pacientes completamente normotensos. Se midió la rigidez arterial aplicando un tonómetro que recoge las oscilaciones producidas por el pulso en las arterias al inicio del estudio y al cabo de un año, para determinar el grado de rigidez y daño vascular alcanzado en cada caso. “El grupo de pacientes que inicialmente presentaba una mayor rigidez arterial, a igualdad de presión arterial inicial, desarrolló hipertensión, mientras que aquéllos que al principio tenían una velocidad de onda de pulso menor, conservaron tras un año cifras de presión normales, sugiriendo que en la base de la hipertensión la rigidez arterial aparece como agente causante”, señala el doctor Rodilla.

El trabajo ha sido realizado por la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Sagunto, liderada por el profesor de Medicina de la CEU-UCH en Castellón, Enrique Rodilla Sala, y en la que se integran dos estudiantes internos de cuarto curso de Medicina de la CEU-UCH de Castellón. El trabajo, titulado “Elevated arterial stiffness precedes development of hypertension in never treated prehypertensive patients”, ha obteniendo el segundo premio al mejor póster presentado ante los especialistas en este campo pertenecientes a la Association for Research into Arterial Structure and Physiology “Artery”, reunidos en Maastricht del 9 al 11 de octubre.

Trayectoria investigadora

El equipo del profesor de Medicina de la CEU-UCH Enrique Rodilla Sala posee una larga trayectoria en el estudio de la hipertensión arterial y las llamadas lesiones de órgano diana, es decir, aquellas alteraciones de diversos órganos afectados de forma crónica por la hipertensión arterial. En colaboración con los profesores José María Pascual y Josep Redón, de la Universidad de Valencia, ha publicado recientemente en la revista médica internacional Journal of Hypertension un trabajo sobre la evolución de la hipertrofia ventricular como daño cardíaco y la microalbuminuria como daño renal en pacientes hipertensos.

Además, el doctor Enrique Rodilla ha formado parte del grupo de investigadores internacionales que ha establecido los valores de normalidad de las presiones arteriales centrales, grupo liderado por el profesor Stephan Laurent, de la Faculté de Médecine René Descartes de la Université Paris-Descartes. El doctor Rodilla también colabora con el profesor Karl-Heinz Herzig, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oulu, en Finlandia.

Mediante la recientemente creada figura del alumno interno, la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular del Hospital de Sagunto, donde desarrolla su actividad profesional el profesor Rodilla, ofrece la posibilidad de implicarse en la investigación clínica a los estudiantes a partir del cuarto curso de Medicina en la CEU-UCH de Castellón, posibilitando así la integración entre conocimientos teóricos y labor práctica en el Grado que cursan.