UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

En la misa que ha presidido en la parroquia del Santo Ángel Custodio

El cardenal Santos Abril ha presidido una misa en la parroquia del Santo Ángel Custodio de Valencia y ha asegurado hoy que “la universidad debe buscar y profundizar la ciencia, abrir las mentes y educar en valores que ennoblecen sin excluir lo ético y lo religioso”.

El Cardenal, que es arcipreste de la Basílica papal de Santa María la Mayor de Roma, ha presidido la eucaristía antes de ser investido como Doctor Honoris Causa por la Universidad Cardenal Herrera (CEU-UCH). La misa ha estado concelebrada por el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares; el arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña; el obispo de Menorca, monseñor Salvador Giménez; el obispo de Teruel, monseñor Carlos Manuel Escribano y el obispo de Ciudad Real, monseñor Antonio Ángel Algora, así como numerosos sacerdotes.

Durante su homilía, el cardenal ha afirmado que “la universidad debe hacer que los seres humanos sean más y no sólo tengan más y que se expandan aires de creciente universalidad en la dignidad sin límites de continente, raza, género y condición de fe”.

Asimismo, ha añadido que esta misión de la universidad es “esperanzadora para los hombres y mujeres dedicados al cultivo de la sabiduría que es un concepto enormemente amplio y abarca distribuir ciencia, prudencia, capacidad de discernir, horizontes que se dilatan siempre, previsión, apertura solidaria, tolerancia y respeto”. Igualmente, ha alabado la figura del profesor y ha destacado que “da con gozo y sin fronteras, en una palabra, eleva al ser humano y a ello consagra su vida”.

Por otro lado, el cardenal ha concluido la homilía asegurando que “el noble papel esclarecedor de la universidad encuentra siempre vigencia y oportunidades nuevas”. Además, ha afirmado que “el Dios amigo del hombre, será siempre buena luz y buena compañía pero démosle lo que el pide y lo que le agrada, no oscuras interpretaciones humanas”.

Tras la misa, el Palau de la Música de Valencia ha acogido el acto académico en el que también se ha celebrado la investidura de los doctores de la CEU-UCH que leyeron sus tesis durante el curso 2013-2014. Igualmente, se ha leído el decreto rectoral de nombramiento como Doctor Honoris Causa y el director de Proyección Social y Cultural de la Universidad, Vicente Navarro de Luján, ha pronunciado la “Laudatio”.

Tras el acto de investidura el cardenal Santos Abril ha ofrecido el discurso de ingreso al Claustro y también ha intervenido la rectora magnífica de la Universidad, Rosa Visiedo, y el gran canciller de la Universidad, Carlos Romero.

Cardenal Santos Abril

El cardenal Santos Abril y Castelló nació en 1935 en Alfambra (Teruel) y fue ordenado sacerdote por la diócesis de Teruel y Albarracín en 1960. Es doctor por la Universidad Pontificia Gregoriana en Roma y durante más de 40 años desarrolló su labor en el servicio diplomático de la Santa Sede, primero como secretario en la nunciatura de Pakistán y de Turquía, después de como responsable de la sección española de la Secretaría de Estado, lo que le permitió ser profesor de español del futuro papa Juan Pablo II. Ha sido nuncio apostólico del Papa en Bolivia, Camerún, Gabón y Guinea Ecuatorial, República Federal de Yugoslavia, Argentina, Eslovenia y Bosnia Herzegovina y, Macedonia.

Desde 2011 es arcipreste de la Basílica Papal de Santa María la Mayor, una de las cuatro grandes basílicas de Roma. Fue creado cardenal en el consistorio ordinario público del 18 de febrero de 2012 por Benedicto XVI. En la Curia romana es miembro de las congregaciones para los Obispos, para las Causas de los Santos y para la Evangelización de los Pueblos. Asimismo, es el presidente de la Comisión Cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de Religión.