UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Analizando muestras de tumores de pulmón, el equipo científico liderado desde el London Research Institute obtiene conclusiones sobre las biopsias o las recaídas

Investigadores del () y del Instituto de Física de Cantabria (), ambos centros de la Universidad de Cantabria y el CSIC, han contribuido a un estudio internacional que arroja datos relevantes para mejorar el diagnóstico y el tratamiento del , en base al análisis de muestras de tumores de pulmón. Los resultados del trabajo, liderado por el doctor Charles Swanton del London Research Institute (Reino Unido) y titulado “Spatial and temporal diversity in genomic instability processes defines lung cáncer evolution”, acaban de ser publicados por la prestigiosa revista “Science”.

El equipo científico ha analizado muestras de diversas zonas de tumores de pulmón provenientes de varios pacientes, estudiándolas por separado. Así se ha podido confirmar la hipótesis de que cada zona presenta características genéticas distintas pero también algunas comunes, lo que indica que comparten un único origen, una célula inicial que se convirtió en tumoral. Según avanza la enfermedad, cada región evoluciona de manera independiente, generando una población heterogénea de células.

Esta observación, que también se realizó hace dos años en tumores renales, tiene consecuencias importantes en el diagnóstico de los pacientes de cáncer. “Normalmente se extrae, mediante una biopsia, una pequeña muestra del tumor de una región determinada, y esto es probablemente insuficiente para comprender toda su complejidad”, explica Ignacio Varela, investigador del IBBTEC que ha contribuido al estudio junto a expertos del Servicio de Supercomputación del IFCA, dirigido por Jesús Marco.

Los resultados también implican que cada región se puede comportar de manera diferente frente a los tratamientos, “lo que podría explicar por qué los pacientes sufren frecuentemente recaídas en la enfermedad”.

Alteraciones clave

Por otra parte, se ha observado que en muchos casos existen alteraciones presentes en todas las regiones del tumor, lo que demuestra que algunas son necesarias para que el tumor sobreviva. “Son las alteraciones que deben estudiarse para diseñar tratamientos efectivos”, afirma Varela.

Además, se ha visto que en algunos casos el tumor permanece en estado latente durante mucho tiempo antes de desarrollar la enfermedad, lo que ofrece a los clínicos una ventana temporal grande para identificar precozmente el tumor y eliminarlo antes de que produzca el cáncer.

Artículo en ‘Science’:

http://www.sciencemag.org/content/346/6206/251.abstract?sid=afbfa556-6c26-4b9f-940b-f9fa2caa51c2