UNIVERSITAT JAUME I

Según datos de la OMS, 285 millones de personas en el mundo sufren alguna discapacidad visual y el 80% se pueden evitar o curar

La Universitat Jaume I, con motivo del Día Mundial de la Vista, ha celebrado una mesa redonda sobre , organizada por el vicedecanato de Medicina con la colaboración de Clínica Baviera y el Hospital General Universitario de Castelló. En la mesa ha participado la doctora Elena Sorlí, del Hospital General Universitario de Castellón, y el doctor Gonzalo Muñoz, de la Clínica Baviera de Castellón, y, bajo la moderación del vicedecano del Grado de Medicina de la UJI, Conrado Martínez.

Elena Sorlí ha subrayado la relevancia de la oftalmología dado que 285 millones de personas en el mundo sufren alguna discapacidad visual, según los datos de la OMS, y que el 80% de estas patologías se pueden evitar o curar. En esta línea ha incidido en la importancia de la detección precoz en los niños y niñas para evitar estas patologías y tratarlas a tiempo.

A continuación ha hecho un repaso histórico de la evolución de las técnicas oftalmológicas hasta llegar a las nuevas tecnologías como el láser femtosegundo, las lentes trifocales, los telescopios intraoculares o los ojos biónicos. No obstante ha remarcado que la tecnología siempre tiene que estar al servicio de la Medicina y no se tiene que olvidar que «somos médicos y hay que hacer un buen uso de estas tecnologías para el bienestar del paciente».

Por su parte, Gonzalo Muñoz ha puesto de relieve las buenas perspectivas profesionales de esta especialidad tanto en el sector privado como el público para los futuros médicos. En este sentido, ha explicado que la oftalmología es una especialidad por la que opta un bajo porcentaje de médicos por lo que hay una necesidad de estos profesionales. Así mismo, ha apuntado que esta demanda de oftalmólogos será todavía mayor en los próximos años debido al envejecimiento de la población.

Por otro lado, el doctor Muñoz ha mostrado las técnicas actuales de cirugía de algunas de las patologías más frecuentes como la catarata, presbicia o glaucoma. Finalmente, también ha destacado la gran labor humanitaria que pueden realizar los oftalmólogos en países en vías de desarrollo.