UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

8º PUESTO EN CARRERA ENTRE LOS 18 QUE TOMAN LA SALIDA DEL TOTAL DE 32 EQUIPOS PARTICIPANTES

2º PUESTO EN DISEÑO, 8º EN MONTAJE Y 10º EN DISEÑO INDUSTRIAL E INNOVACIÓN

Valkiria, la motocicleta desarrollada por estudiantes y profesores de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de La Rioja, ha obtenido excelentes resultados en su primera participación en el certamen internacional que se ha celebrado este fin de semana en el circuito de (Teruel), en el que han concurrido 32 equipos.

El equipo ha finalizado en el 8º puesto en la carrera, en la que han tomado la salida finalmente 18 equipos de los 32 participantes.

En las valoraciones del jurado técnico realizadas ayer, 4 de octubre, obtuvo el 2º puesto en la categoría de mejor diseño, empatado a puntos con el equipo italiano 2WheelsPolito, y por detrás de la ETSEIB de la Universidad Politécnica de Cataluña, que consiguió el premio.

En las categorías de montaje el equipo de La Rioja consiguió el octavo puesto y el décimo en la categoría de diseño industrial e innovación.

Además de familiares y compañeros de la Escuela de Ingeniería de la UR, el equipo ha contado con el apoyo de las vicerrectoras M.ª Cruz Navarro y Mariola Urrea, además del consejero de Industria, Innovación y Empleo del Gobierno regional, Javier Erro, cuyo departamento prestó una colaboración decisiva para el desarrollo del proyecto.

Además, del premio al equipo que gane la carrera que se va a disputar en el circuito de Alcañiz, el jurado evaluará tanto el diseño como la capacidad de innovación del prototipo, así como la planificación anual y costes de fabricación, y entregará sendos premios al mejor proyecto industrial y al proyecto más innovador.

MÁS DE UN AÑO DE TRABAJO

Valkiria es el nombre que ha recibido la motocicleta de competición de 250 cc y 4T desarrollada por el equipo UniRioja-MotoStudent, tras un concurso entre los estudiantes de la Universidad de La Rioja que ha ganado Raúl Montalvo, estudiante del Grado en Ingeniería Informática, que viajará también a Alcañiz.

Valkiria ha sido posible tras más de año y medio de trabajo de un equipo formado por los profesores Alberto Falces y Javier Rico –del Departamento de Ingeniería Eléctrica- y Manuel Mendivil Giro –del Departamento de Ingeniería Mecánica-, y los estudiantes Rubén Ubis Soriano, Raúl Díez Ricondo, Enrique Rubio Aguado, Daniel Olano Lerena, Carlos Fuentes Rica, José Juanes Rodríguez, Ignacio Fernández Estébanez, Alberto Chavarri Hernando y Eduardo Martínez.

UniRioja-MotoStudent ha contado con el patrocinio de la Universidad de La Rioja, la Fundación Riojana para la Innovación (FRI) y la Consejería de Industria, Innovación y Empleo del Gobierno regional; así como de las empresas Matricerías LAM, Standard Profil, Daniel Mateos, Motos Vidal, Uniriver, CampTecnológico, Mayoral, Vental, Maturana, Motos Jose, Decathlon, Acrilic y el IES Cosme García.

El resultado ha sido un modelo competitivo que incorpora diferentes sistemas innovadores en su fabricación y la tecnología más puntera utilizada en equipos profesionales enfocada a competición con el fin de ganar alguno de los premios de la competición.

La motocicleta es un modelo de 250cc fabricada íntegramente por los estudiantes y profesores de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de La Rioja, con ayuda de las empresas y entidades colaboradoras, a partir del motor, las ruedas y la suspensión entregados por la organización a todos los equipos.

El equipo ha estado dividido en cinco grupos –algunos de cuyos miembros participan en varios de estos- dedicados al diseño del chasis y la suspensión; estudios aerodinámicos y diseño del carenado; optimización y puesta a punto del motor; desarrollo de la unidad electrónica de control del motor; y desarrollo del proyecto industrial de fabricación en serie.

Los estudiantes son quienes han tenido que encontrar soluciones a problemas reales sin que el profesor le brindara la solución o la forma de resolverlo, mejorando su perfil de cara a la salida al mercado laboral y, en definitiva, generando conocimiento capaz de abrir la puerta a nuevos proyectos de Ingeniería, transferencia tecnológica, desarrollo de patentes, etc.