UNIVERSITAT JAUME I

Los académicos, investigadores y profesionales que han participado en la mesa redonda sobre la industria del vídeojuego y la universidad dentro de las XV Jornadas de que se realizan en la Universitat Jaume I han coincidido en la necesidad de mejorar la relación entre los profesionales y los académicos del sector para aumentar el número de ideas y desarrollos posibles en esta incipiente industria.

Participaban en la mesa moderada por Emilio Sáez, del Grupo de Investigación de Tecnologías Aplicadas a la Comunicación Audiovisual (ITACA) de l’UJI, el responsable del Grado en Diseño y Desarrollo de Videojuegos, Miguel Chover, quien también es investigador del (); Ramón Nafría, de la empresa DOID; Daniel Parente, de la Universidad Camilo José Cela; y Miguel Ángel Pastor, de Halfbrick Studios.

El debate ha comenzado con el tema central de estas décimoquintas jornadas, la relación entre el mundo universitario y el mundo empresarial y su relación de futuro. Para Miguel Ángel Pastor de Halfbrick las universidades deben ofrecer una formación todoterreno al alumnado, ya que la mayor parte de las empresas son pequeñas “y no disponemos de tiempo para invertir en la formación específica de nuevos empleados”.

En la misma línea se posicionaba el representante de la Universidad Camilo José Cela, quien consideraba que “la universidad debe formar más en la práctica y también instruir en el aspecto emprendedor” y el representante de la Jaume I quien explicaba que la titulación castellonense se había creado con un carácter multidisciplinar y estaba convencido que el futuro estaba en los másteres de especialización. Por su parte, Ramón Nafría, de DOID, ha asegurado que es importante que las universidades se acerquen al sector empresarial y también “que el sector empresarial se acerque a las universidades”.

El segundo tema del debate ha sido el papel de la investigación en esta industria. Para el responsable de este grado en la UJI, Miguel Chover, “cada vez se trabaja más en estos temas para después integrarlos en el sector empresarial, aunque, a veces, la investigación que se realiza no está relacionada con las empresas”, ha reconocido. Ramón Nafría cree que “la investigación debería servir para hacer esas cosas que después en las empresas no hay tiempo para hacer”; Daniel Parente ha indicado que “las empresas deberían de plantear sus necesidades a las universidades” y Miguel Ángel Pastor ha comentado que, en su caso, “fuimos nosotros mismos quienes desarrollamos una tecnología que después vendimos”.

Por último, los ponentes han comentado el controvertido tema de las subvenciones. Mientras que Miguel Ángel Pastor se ha posicionado en contra “porque quien obtiene una subvención juega con ventaja” y está a favor de las exenciones fiscales, Daniel Parente ha indicado que está bien apoyar al sector “pero con un reparto más equitativo de las ayudas” y Ramón Nafría que hay algunas ayudas europeas o programas nacionales y autonómicos que pueden servir para poner en marcha alguna idea.

Las jornadas han sido organizadas por el Grupo de Investigación ITACA-UJI, el Instituto de Nuevas Tecnologías de la Imagen y el Parque Científico, Tecnológico y Empresarial (Espaitec) con el patrocinio de la Generalitat Valenciana, los departamentos de Lenguajes y Sistemas Inteligentes, Ingeniería y Ciencia de los Computadores y Ciencias de la Comunicación; y la colaboración de Ingevideo.