UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Con motivo de su ingreso en el programa “Alumni”-Distinguidos, el director del CEAR de Vela explora vías de colaboración con la UC para fomentar la práctica deportiva entre los estudiantes

Que el es fundamental para el desarrollo de los jóvenes parece obvio, pero la afirmación adquiere mayor contundencia cuando la pronuncia Alejandro (Jan) Abascal, primer español que consiguió una medalla de oro en unos juegos olímpicos modernos –en Moscú 1980-. El director del Centro Especializado de Alto Rendimiento de Vela “Príncipe Felipe” de Santander considera necesario “conciliar la vida de estudiante con la vida deportiva”, ya que el deporte “es un bagaje que los universitarios tienen que tener” por los “valores” que aporta.

Debido a sus logros en el mundo de la vela y a su trayectoria posterior, Jan Abascal ha recibido el reconocimiento que la Universidad de Cantabria otorga a sus egresados de mayor proyección dentro del programa “Alumni”-Distinguidos, lo que calificó como “un gran honor”. El acto de ingreso tuvo lugar hoy en el campus, con la presencia del rector, José Carlos Gómez Sal, el presidente del Consejo Social de la UC, José Luis Zárate, y la presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos (ALUCAN), Lourdes Royano.

El medallista olímpico y director adjunto del Mundial de Vela 2014, confiesa que sus estudios universitarios –es Licenciado en Ciencias Físicas por la UC- le han servido “muchísimo” a la hora de desarrollar su actividad deportiva y, sobre todo, su faceta como docente. Por eso quiere “aportar algo a la universidad que tanto me ha aportado a mí, poniendo mi granito de arena para que la UC sea aún mejor”.

Ayudas a deportistas

Para ello explorará con el Servicio de Deportes de la institución académica fórmulas para fomentar la práctica del deporte entre los universitarios. “Yo hacía baloncesto cuando estudiaba y antes no había tantas facilidades”, recordó. La UC otorga becas a los estudiantes que compiten a alto nivel, pero en general Abascal considera que “no hay tantas ayudas en el ámbito deportivo”, y aboga por suplir esa carencia con facilidades en los horarios, que son complicados de cuadrar sobre todo en los deportes colectivos.

El regatista compartió recuerdos sobre la universidad de los años 70 con el rector, quien fue su profesor en la entonces recién creada Facultad de Ciencias. “Entonces éramos todos nuevos, también los docentes, que nos llevaban escasos años”, contó Abascal.

Gómez Sal destacó la contribución del deportista al éxito del Mundial de Vela de Santander y dijo que “es gracias a Jan que la Universidad de Cantabria ha participado tan activamente con el evento”. La institución cedió sus espacios de la Escuela de Náutica para la coordinación del Mundial y ofreció las capacidades de sus estudiantes de Turismo y Fisioterapia, quienes hicieron prácticas durante la cita deportiva.

Tras la breve ceremonia de ingreso en el programa “Alumni”-Distinguidos, Alejandro Abascal mantuvo un encuentro con estudiantes en la Casa del estudiante-Tres Torres. Ante ellos confesó que “no sería quien soy si no hubiera estudiado Físicas”, porque navegar es “física pura”, dijo en referencia a conceptos como las corrientes del mar, el rozamiento del viento en las velas, etc.

De regatista a entrenador

Natural de Santander, Alejandro Abascal es miembro del Comité Olímpico Español. Su oro junto a Miguel Noguer, una hazaña para la época, fue el primero de los diez de la vela olímpica española para un total de 15 medallas: es el deporte más prolífico en los Juegos. Previamente ya había obtenido medallas en los Campeonatos del Mundo: una plata en 1979 en Alemania y un bronce el año anterior en Gran Bretaña. Entonces no tenía ni entrenador y fue su padre quien le construyó su primer barco.

Tras varios años como entrenador de los equipos nacionales y de varios campeones del mundo, hoy es el responsable de la preparación los futuros ganadores, al frente del CEAR de Vela desde 1995. Dentro del campo de la enseñanza ha participado en la elaboración de los programas de formación de técnicos de la Real Federación Española de Vela, creando metodologías propias e incluso diseñando un modelo de barco escuela, el “Raquera”.

Siete miembros de “Alumni”-Distinguidos

Jan Abascal es el séptimo miembro del programa “Alumni”-Distinguidos, con el que la Universidad de Cantabria reconoce trayectorias profesionales brillantes de sus egresados en una iniciativa que cuenta con el apoyo de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la UC (ALUCAN), el Consejo Social, Cantabria Campus Internacional (CCI) y el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE). Se une así a Ángel Corcostegui, Jaime del Barrio, Miguel Ceballos, Dionisio Cagigas, Santigo Quirce y Luis Ángel Gómez, que han ingresado en este proyecto durante este año.

El rector explicó que se está impulsando que estos antiguos alumnos mantengan contactos estrechos con el campus, explorando líneas de trabajo con los grupos de I+D+i, a través de las asociaciones de estudiantes y estableciendo acciones concretas con ALUCAN, por ejemplo.