UNIVERSITAT DE VALENCIA

María Jesús Sanz Ferrando, catedrática de Farmacología de la Universitat de València y co-directora del grupo de inflamación del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, es la nueva presidenta de la (). La elección se ha producido en el congreso anual de la sociedad, celebrado en Madrid. Sustituye en el cargo a Teresa Tejerina.

María Jesús Sanz cuenta con más de veinticinco años de experiencia como docente e investigadora. Ha realizado numerosas estancias en distintos centros de Investigación extranjeros: NHLI, Imperial College, Londres, RU (3 años y 2 meses); Immunology Science Research Group, University of Calgary, Calgary, Canadá (1 año y 9 meses). Su actividad investigadora se centra en el estudio de los procesos inflamatorios, mediadores, las interacciones leucocito-endotelio y la infiltración leucocitaria en diversas patologías. Destacan sus investigaciones orientadas al estudio de la inflamación vascular principalmente en menopausia, EPOC, arterosclerosis y patologías cardiometabólicas, así como en el campo de la inmunofarmacología. Los resultados de sus investigaciones se han plasmado en casi un centenar de artículos en prestigiosas revistas médicas.

Asimismo es miembro de la Sociedad Española de Farmacología, la British Immunological Society, la American Association of Immunologist y la European Atherosclerosis Society. Es evaluadora de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, la ANEP, de la que también fue adjunta de 2009 a 2013. Paralelamente, ha evaluado proyectos para la Canada Foundation for Innovation (CFI).

El resto del equipo directivo de la SEF está integrado por Mabel Loza, de la Universidad de Santiago de Compostela, como vicepresidenta; Ricardo Caballero, de la Complutense de Madrid, secretario; y Concha Peiró, de la Autónoma de Madrid, como vocal.

Entre los propósitos del nuevo mandato María Jesús Sanz destaca el conseguir que la SEF se convierta en un foro y un lugar de encuentro para todos aquéllos que estén interesados en la Farmacología y en el medicamento. Asimismo se pretende potenciar la internacionalización, fomentarla investigación y la formación, incrementar las relaciones con la industria farmacéutica e incorporar a la entidad a los jóvenes farmacólogos ya que su ilusión, entusiasmo y preparación son vitales para dinamizar la sociedad. La Sociedad Española de Farmacología debe ser más visible a la ciudadanía y a la vez consolidarse como marco de referencia para las autoridades sanitarias, en opinión de Sanz.

La Sociedad Española de Farmacología, SEF, se fundó en 1972 para agrupar a todos los farmacólogos españoles, actualmente cuenta con más de seiscientos socios. Su finalidad principal es contribuir a la vertebración del sistema sanitario español añadiendo el valor de la integración de actividades de investigación científica e innovación tecnológica y la cohesión entre científicos, instituciones e industria farmacéutica.