UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

La de la Universidad de Málaga, , ha sido elegida hoy presidenta del , una red académica que agrupa a universidades brasileñas, portuguesas y españolas, con lo que se convierte en la primera mujer que se pone al frente de este colectivo.

La rectora participa estos días en el XV Encuentro de Rectores del citado grupo, que tiene lugar en la Universidad Nova de Lisboa, y que se celebra de forma paralela a un seminario sobre nuevos instrumentos de aprendizaje digital y cursos masivos abiertos online (Massive Open Online Course, Mooc).

El Grupo Tordesillas está integrado por 58 instituciones académicas de Brasil, España y Portugal, si bien en el encuentro lisboeta participan 35 universidades del Grupo, con la asistencia de 22 rectores de los tres países. Además, durante esta cita se incorporan al Grupo Tordesillas dos nuevos miembros, la Universidad de Brasilia y la de Las Palmas de Gran Canaria.

En el seminario relacionado con los ‘Mooc’ se encuentran como ponentes distintos especialistas en este ámbito procedentes tanto de las universidades del Grupo Tordesillas como del mundo de la empresa. Los’ Mooc’ son un modalidad de educación a distancia que se ofrece gratuitamente a través de plataformas educativas en Internet y cuya filosofía es la liberación de conocimiento para que éste llegue aun público más amplio.

El Grupo Tordesillas celebró el pasado año la conmemoración del centenario de la citada institución académica. Su trayectoria posibilita aproximaciones e intercambio de experiencias entre los representantes de las universidades del Grupo gracias a mesas redondas sobre las siguientes áreas: Nanociencia y Nanotecnología; Estudios y Experimentación en Salud; Estudios Culturales y Transmediáticos, Ciencia Política y Relaciones Internacionales; Gestión Costera (Ciencias del Mar, Ecosistemas Marinos, Hidrografía); Impactos Ambientales de las Nuevas Tecnologías.

El objetivo del Grupo no es otro que promover la colaboración entre las universidades de los tres países en el campo de la ciencia y la tecnología, aunque también trabaja para resaltar la cooperación científica y educativa como un elemento clave en el papel que las instituciones académicas pasarán a desempeñar en un mundo marcado por profundos cambios sociales y científico-tecnológicos.