UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Dispondrá de un escáner de resonancia magnética que sitúa a la UPO en una posición estratégica en la investigación sobre marcadores de imagen en enfermedades neurológicas y psiquiátricas

Es la universidad andaluza que más financiación ha captado en la convocatoria del

La Universidad Pablo de Olavide ha logrado cerca de 4,5 millones de euros en la convocatoria 2103 de ayudas a infraestructuras y equipamiento científico-técnico del Ministerio de Economía y Competitividad. Es la universidad andaluza que más financiación ha captado en esta convocatoria, de acuerdo a la resolución hecha pública ayer.

Del total de 4.460.215,93 euros concedidos a la UPO, un total de 1.551.000 euros se destinarán a la puesta en marcha del Servicio Centralizado de Neuroimagen (SCN), con la adquisición de un escáner de resonancia magnética de 3 teslas que permitirá desarrollar investigación básica, preclínica y clínica en humanos por neurocientíficos, clínicos e investigadores de disciplinas computacionales.

Este equipamiento sitúa a la Universidad Pablo de Olavide en una posición estratégica para avanzar en la investigación sobre marcadores de imagen en enfermedades neurológicas y psiquiátricas de elevada prevalencia en nuestra sociedad, al mismo tiempo que servirá para mejorar nuestro conocimiento sobre la anatomía funcional del cerebro humano en relación con procesos cognitivos, perceptivos y habilidades motoras. El Servicio Centralizado de Neuroimagen constituye un esfuerzo sin precedentes en nuestro país por adaptar nuevas tecnologías de adquisición y análisis de la imagen cerebral a un mejor conocimiento de la estructura y función del sistema nervioso humano.

Además, un total de 2.265.024,45 euros de esta convocatoria se han logrado para microscopios ópticos y electrónicos avanzados con aplicaciones en biotecnología y neurociencia, nanotecnología y patrimonio. También se han obtenido fondos, un total de 86.840,76 euros, para la ampliación de equipamiento del Centro de Investigación en Rendimiento Físico y Deportivo de la Universidad Pablo de Olavide.

Estos fondos estarán íntegramente dedicados a la adquisición de equipamiento para Servicios Centrales de Investigación, que situarán a la Universidad Pablo de Olavide a la vanguardia en técnicas de microscopía electrónica y óptica, de neuroimagen, de análisis medioambiental y bioquímico, así como de cálculo computacional de alta capacidad, entre otras. Asimismo, estos fondos servirán también para reforzar tecnológicamente el Centro de Rendimiento Físico y Deportivo, llamado a catalizar una parte importante del de la Facultad de Deporte de la UPO.

En palabras del vicerrector de Investigación Bruno Martínez Haya, “el éxito de la concurrencia de la UPO en esta convocatoria ha sido en gran medida fruto de la cohesión demostrada por nuestra comunidad científica, que ha sabido prorizar el interés general y se ha agrupado en torno a proyectos tecnológicos de forma multidisciplinar”. De esta forma, un número importante de los equipamientos ha sido respaldado por grupos de departamentos muy diversos de ciencias experimentales, ingeniería, ciencias sociales y humanidades.

Cada equipamiento será gestionado por los grupos especializados que han liderado las propuestas y estará al servicio de los grupos de I+D que lo requieran.