UNIVERSITAT DE VALENCIA

La Universitat de València prepara un presupuesto restrictivo para 2015 (será el séptimo año consecutivo de reducción), pero prevé menores tensiones de tesorería por la reducción de los gastos financieros, por un lado, y por la promesa de la Generalitat de reducir la deuda antigua que mantiene con las universidades valencianas. Así se desprende de los datos presentados por el gerente de la Universitat, Joan Oltra, este martes ante el Consell de Govern.

Según el gerente, ya en el año 2014 las tensiones de tesorería se han reducido comparativamente respecto de años anteriores, tanto por la situación general de los mercados financieros, como por la minoración del precio del dinero para las instituciones públicas. Además, la Generalitat ha sido atendiendo regularmente los pagos ordinarios, y esto ha ayudado a aminorar las incertidumbres económicas.

La Generalitat se ha comprometido ante los rectores valencianos para, si la situación de tesorería mejora, intentar pagar este año las 12 mensualidades correspondientes a la subvención anual y, además, dos mensualidades atrasadas de la deuda reciente, de las cuales se ha recibido una en junio y parece que la segunda no será posible recibirla este año. Por otro lado, se ha sido trabajando últimamente en buscar una solución en la deuda antigua de la Generalitat con las cinco universidades públicas, es decir, las deudas provenientes del convenio de 2008.

La propuesta de reformulación del convenio de 2008 pasa por varios ejes. El primero es una traslación a la Generalitat de la titularidad de la deuda financiera de las universidades susceptible de hacerlo. El segundo es una consignación de recursos para hacer frente a la financiación de varias infraestructuras que las universidades consideran necesarias. Así, en los presupuestos de 2015 ya tendría que consignarse una cantidad para iniciar las actuaciones.

En cuanto a la ejecución del presupuesto de ingresos de 2014, a 30 de septiembre la Universitat de València tiene unos derechos reconocidos por valor de 251,9 millones, con un grado de ejecución del 73%. De estos derechos se han cobrado 176,8 millones (el 70%).

Por otra parte, la ejecución del presupuesto de gastos sube al 54% del presupuesto final, con unas obligaciones reconocidas de 241,7 millones. Esta ejecución es la normal en estas fechas, y viene dada por la baja ejecución de las operaciones de capital.

En relación con los ingresos por tasas, Joan Oltra ha explicado que está previsto cumplir con las previsiones presupuestarias iniciales, que eran de 55,4 millones de euros.

La Generalitat, a 30 de septiembre de 2014, ha concedido subvenciones para investigación en la Universitat de València por un importe total de 6,7 millones, y para amortización de préstamos del Plan de Inversiones, de 5,7 millones. Además, las subvenciones del Estado para investigación se han situado en 10,8 millones.

Deudores

El total de derechos pendientes de cobro a fecha de 30 de septiembre de 2014, por ejercicio corriente y ejercicios cerrados, sube a 259,3 millones (8,3 millones menos que el año anterior, un 3,1% menos). Como deuda de ejercicio corriente, la Conselleria d’Educació tiene un saldo pendiente de pago de 64,5 millones de euros, dentro del cual están 57,7 por subvención corriente del 2014, correspondientes a las tres últimas mensualidades (septiembre, agosto y julio). El resto de deuda de la Conselleria d’Educació de este ejercicio, 6,8 millones, son subvenciones para proyectos y formación de personal investigador, fundamentalmente. Además, están los 178,8 millones de deuda de ejercicios anteriores corresponden a la pendiente de pago por las subvenciones del PPF entre 2004 y 2008. La deuda de la Conselleria de Sanitat, a 30 de septiembre, se sitúa en un importe de 2,6 millones de euros (1 millón en 2013), cifra que corresponde fundamentalmente a las nóminas, desde el mes de marzo a septiembre de este año, del personal vinculado de hospitales universitarios con responsabilidades docentes. Por su parte, los ministerios de Economía y Competitividad (antes de Ciencia e Innovación), y de Educación deben, también a 30 de septiembre, un importe total de 2,8 millones.

Presupuesto para 2015

Para el presupuesto de 2015, la Gerencia trabaja sobre un escenario de contención general del gasto y de maximización de los ingresos. Los sueldos y salarios de los trabajadores públicos, según el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado, no aumentarán. Los criterios de elaboración aprobados por el Consell de Direcció han señalado una orientación hacia el mantenimiento de los recursos (0%) en las diversas unidades de gasto. Si cuaja la propuesta de la reformulación de la deuda del convenio de 2008 y la traslación de la deuda financiera, el importe de los gastos financieros y las amortizaciones de los préstamos que no se tendrán que atender liberarán recursos en ese apartado.

La Universitat continuará con los programas de ahorro iniciados los años anteriores en energía, agua, material de oficina, indemnizaciones por razón del servicio, material informático, servicios prestados por empresas.

Acuerdo deuda Generalitat

El Consell de Govern ha aprobado la modificación del convenio con la Conselleria d’Educació para la financiación de gasto corriente y de inversiones. Así, el nuevo convenio, presentado por el vicerector d’Economia i Infraestructures, Juan Luis Gandia, establece que, con efectos de 31 de diciembre de 2014, la Generalitat asumirá la titularidad de deudas contraídas por la Universitat de València (y susceptibles de cambio de titulariad) por importe de 79.077.810,53 euros. También la Generalitat financiará equipamientos educativos por importe de 13 millones. Esta inversión se ejecutará en el período 2015-2017.

Asimismo, el 31 de diciembre de 2014, la Generalitat asumirá la titularidad y carga financiera de un préstamo de 34.876.996,82 euros, del Banco Europeo de Inversiones, que servió, en su momento para financiar infraestructuras docentes, correspondientes al período 1995-2004.

Para satisfacer las restantes cantidades pendientes de pago, la Generalitat financiará los importes y anualidades fijadas en el nuevo convenio, que tendrá una vigencia hasta 2022. Estas cuantías se abonarán dentro de cada ejercicio económico, de forma lineal y mensual, junto con la subvención ordinaria. Así, el proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para cada ejercicio recogerá, además de dichas líneas, una o más líneas nominativas y diferenciadas con el importe total íntegro que resulte de la aplicación del Plan Plurianual de Financiación.

Ciencias Gastronómicas

Por otro lado, el Consell de Govern ha aprobado el plan de estudios del título de graduado/a en Ciencias Gastronómicas. La vicerrectora d’Estudis i Política Lingüística, Isabel Vázquez, ha calificado el plan de “serio y viable”. Ha explicado que la Universitat de València dispone de recursos suficientes para impartir las asignaturas previstas, salvo la infraestructura en cocinas. Por ello, se han preparado convenios con diferentes entidades (la mayor parte públicas) para ofrecer una formación integral, así como prácticas en empresas. En esta línea, habrá acuerdos con la Universitat Politècnica, con el Centro de Turismo de Valencia (dependiente de la Conselleria d’Economia), los consejos reguladores valencianos (coordinados desde la Conselleria d’Agricultura), la Federación de Empresarios de Hostelería o Mercavalencia.